Más de quinientas personas asistieron al inicio del Via Crucis

28.03.2016 | 04:21

Más de quinientas personas presenciaron la salida del Cristo de la Catedral del Sant Esperit para realizar el Via Crucis que ha recorrido la Font Vella, Cardaire, Sant Pere, el Raval de Montserrat , la calle de la Unió, Major i Sant Pere para volver a la Plaça Vella y al interior de la catedral. Numerosos feligreses han acompañado a la comitiva que este año celebraba su décima edición después de ser recuperada. El Via Crucis realizó a lo largo del recorrido las 14 estaciones, cada una de las cuales se fija en un paso o episodio de la Pasión del Señor, y en cada una de ellas se llevó a cabo la oración correspondiente. Su desarrollo se pudo seguir a lo largo de todo el recorrido gracias a la megafonía que se instala a lo largo del mismo. Previamente, a las doce del mediodía en la catedral del Sant Esperit se había llevado a cabo la celebración centrada en la lectura del relato de la Pasión, con varios lectores, y la adoración a la Cruz.
También a las diez de la mañana y en la parroquia de Sant Pere se celebró el Sermón de las Siete Palabras, un acto antiguo de la Iglesia en el que se reflexiona y se ora a partir de las últimas palabras pronunciadas por Jesús en la cruz. Este acto ecuménico estará organizado por el grupo Cristians per Terrassa
El sábado fue un día de silencio y recogimiento, a la espera de celebrar la resurrección de Jesús por la noche. La Vigilia Pascual es la celebración más importante de los cristianos y coincide con la luna llena, motivo por el que el calendario litúrgico varía cada año.
Los cristianos son convocados por la noche para celebrar la victoria de Jesucristo en una celebración que empieza cerca del fuego, a oscuras, para encender el cirio pascual y hacer una procesión hasta dentro del templo. Se leen varias lecturas repasando la historia de la salvación, se bendice el agua del bautismo, se renuevan las promesas del bautismo y se celebra la misa. En la Catedral, el obispo presidió esta solemnidad a las diez de la noche. El Domingo de Pascua, terminó la Semana Santa del 2016 con la celebración de la Resurrección de Jesús en todas las parroquias. El obispo presidió la misa a las doce del mediodía en la Catedral del Sant Esperit, con la participación de la Capella de Música de la Catedral, e impartió la bendición apostólica a todos los cristianos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook