Trifulca en twitter por la gestión municipal de Habitatge

22.03.2016 | 08:11
Alfredo Vega y Xavier Matilla, en el salón de plenos del Ayuntamiento de Terrassa.
Alfredo Vega y Xavier Matilla, en el salón de plenos del Ayuntamiento de Terrassa.

El portavoz del equipo de gobierno, el socialista Alfredo Vega, y el coportavoz de Terrassa en Comú, Xavier Matilla han librado un auténtico duelo dialéctico en twitter a cuenta de la gestión de la sociedad municipal Habitatge Terrassa, que cerró el pasado ejercicio con una reducción de 8,2 millones en su deuda.

La chispa saltó cuando Matilla dio una de cal y una de arena en su primer twit, apuntando que "pese a los errores de gestión que generaron la deuda actual, hay que reconocer el enorme servicio que prestan las trabajadoras de Somuhatesa".

Alfredo Vega optó entonces por retar a Matilla a "concretar los errores de gestión", preguntándole con ironía si "la burbuja inmobiliaria fue culpa del Ayuntamiento de Terrassa". La respuesta del concejal de TeC no se dejo esperar y el edil pasó a enumerar "el acumulado de 80 millones de deuda", "el haber construido vivienda a 1.200 euros el metro cuadrado" y, el twit que más indignó a Vega: "Colocar colega partido sin perfil como jefe de servicio por 80.000 euros al año cuando falta personal para tramitar ayudas al alquiler".

Además de portavoz municipal, Vega es concejal de Organización y Recursos Humanos del Ayuntamiento de Terrassa, responsable en consecuencia de la plantilla municipal. Visiblemente ofendido, como reconoció después personalmente, el teniente de alcalde acusó a Matilla de hacer "demagogia" utilizando como escudo los empleados municipales, pasando a defender

la valía del nuevo director de servicios. "Es funcionario del Ayuntamiento de Terrassa -aclaró-, con todos los requisitos y amplia y larga experiencia directiva".

Un poco más de pudor
Ni funcionariado ni experiencia son avales suficientes, a criterio de Matilla, para asumir el cargo de director de servicios. "Sobre este tema deberías tener un poco más de pudor, ¿no crees?", le espetó a Vega, que zanjó el rifirrafe reprochando al portavoz de TeC su respuesta "faltando el respeto públicamente a un trabajador municipal" e invitándole a llevar sus reticencias "a la comisión informativa de ética ".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook