Salud

Primavera: la estación de los cambios

22.03.2016 | 04:22
La astenia primaveral causa una sensación de decaimiento físico e intelectual.
La astenia primaveral causa una sensación de decaimiento físico e intelectual.

Es una sensación de falta de vitalidad generalizada, de cansancio y decaimiento que se produce durante las primeras semanas de la primavera. El organismo responde de esta manera porque se adapta al cambio de estación y la llegada del buen tiempo y, según algunos expertos. Son síntomas propios de la astenia primaveral, un trastorno de origen incierto que los médicos no definen como una enfermedad y por tanto no necesita medicación sino un cambio de hábitos.

Uno de cada cinco catalanes nota esta sensación de cansancio con la llegada de la primavera, según una encuesta de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA). Además, un 19% sufre falta de energía y un 17% dolor de cabeza. Se trata de los síntomas propios de la astenia primaveral, "un trastorno adaptativo que sucede durante las primeras semanas hasta que el organismo se acostumbre y acomode al nuevo entorno", apunta el doctor Miguel Martín Almendros, coordinador del Grupo de Trabajo de Fitoterapia de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria.

Las mujeres catalanas acusan en mayor medida el cansancio, mientras que ellos, que notan menos el cambio de estación, confiesan que sufren más falta de concentración que ellas, según la encuesta. "La astenia primaveral es debida a una alteración de los ritmos circadianos que provocan unos cambios en la producción de endorfinas, serotonina, melatonina y otras sustancias del sistema nervioso, lo que causa una sensación de decaimiento físico e intelectual", explica el doctor Martín Almendros. Además, también pueden aparecer desgana y apatía para desarrollar ciertas actividades, la dificultad para conciliar el sueño, la somnolencia diurna, la irritabilidad y el nerviosismo.

El cambio de hora
Otra circunstancia que puede influir en esta falta del tono vital es el cambio de hora, que deberá efectuarse el próximo domingo. A las dos de la madrugada los relojes deberán adelantarse a las tres. El organismo responde con cierto decaimiento "porque ha de acostumbrarse al mayor número de horas de luz y al ascenso de temperaturas", indica el doctor Almendros. De hecho, tres de cada diez catalanes afirman notar síntomas de cansancio o falta de concentración o energía con el adelanto de la hora en primavera, según la encuesta.

Los expertos de la SEDCA ofrecen las claves para combatir los síntomas asociados a la astenia primaveral. En general, "es aconsejable seguir una dieta rica en antioxidantes, como los que aportan las frutas y verduras, para sentirnos más activos y menos apáticos, y consultar con el farmacéutico la posibilidad de incorporar suplementos dietéticos, como los de jalea real, que, por sus componentes, pueden aportar energía", recomienda Rosa García Alcón, secretaria científica de la SEDCA. Además, añade, se deben evitar en las comidas productos precocinados, fritos o embutidos grasos y con sal.

Un desayuno energético
También se recomienda realizar las cinco comidas diarias, de las que el desayuno es la "más importante y debe aportar el 25% de toda la ingesta diaria", indica García Alcón. Un desayuno completo "nos va a ayudar a tener más energía y hacer frente a la actividad diaria en mejores condiciones", asegura.¡¡ A pesar de todos los beneficios, una de cada cinco personas no desayuna a diario y más de la mitad de los desayunos no se componen de los alimentos necesarios, según estimaciones de la SEDCA. "Solo el 20% añaden fruta o cereales", apunta García Alcón. Para que sean energéticos y completos deben contener hidratos de carbono (pan o cereales); proteínas (lácteos, fiambre de pavo o huevos); lípidos (aceite de oliva); así como vitaminas y minerales, como los que aportan las frutas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook