Mina realiza pruebas piloto de telelectura de contadores

19.03.2016 | 11:13
Con los nuevos contadores se evitarán errores en las lecturas del consumo de agua.
Con los nuevos contadores se evitarán errores en las lecturas del consumo de agua.

Mina, Aigües de Terrassa trabaja en la futura implantación de un sistema de telelectura que permitirá mejorar el servicio de atención al cliente, incrementar la eficiencia de la red y reducir el porcentaje de contadores no leídos, así como la disminución de los errores en la facturación y las reclamaciones. Josep Lluís Armenter, director general de Mina, se reunió con Marc Armengol, teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Terrassa, para presentar esta nueva innovación. Y particularmente el proyecto piloto de implantación de este sistema de telelectura de contadores en el centro de Terrassa y en la zona industrial de Can Parellada, donde ya se han instalado doscientos y 250 contadores de este tipo, respectivamente. Al encuentro asistieron Jordi López y Joaquim Fontanet, director técnico y subdirector de innovación y tecnología de la distribuidora, y Eva Candela, directora del departamento de territorio y sostenibilidad del Ayuntamiento.

La implantación de este nuevo sistema permitirá a Mina y al propio Ayuntamiento, dice la distribuidora en una nota, "trabajar conjuntamente en términos de sostenibilidad y responsabilidad ambiental generando una cultura de consumo inteligente". El novedoso sistema se basa en contadores de agua equipados con un sistema de radiofrecuencia que permite una lectura del consumo a distancia, en cualquier momento, sin necesidad de requerir la presencia del cliente y resuelve los problemas para acceder a aquellos aparatos situados en lugar de difícil acceso.

Dos redes
La información llega a los ordenadores centrales de Mina desde los contadores situados en las viviendas a través de una red de radiofrecuencia, que recibe los datos y los transmite después a través de una segundo red de GPRS. Con el nuevo sistema, que permitirá un mayor control del fraude, el cliente también dispondrá de más información sobre sus consumos de agua, más actualizados y accesibles a cualquier hora del día a través de internet. Así, dice Mina, "el usuario puede resolver dudas sobre las lecturas de facturación sin verse obligado a telefonear a la compañía y también conocer anticipadamente los importes de su facturación". El cliente también podrá detectar consumos anómalos o fugas de agua, y en el caso de tarifas por tramos de consumo, conocer el momento en que se producen los cambios de tarifas. De esta manera, añade Mina, "también puede plantearse la posibilidad de implantar tarifas en periodos flexibles". La telelectura permite al cliente poder activar un sistema de alerta a través del correo electrónico por si quiere recibir un aviso cuando se produce una fuga o un incremento anómalo del consumo diario. Mina defiende que la telelectura debe ser una "apuesta de Terrassa por la transparencia en el uso y el consumo de agua. Este nuevo sistema no representa tanto una forma económica de leer el consumo sino un herramienta que permite una mayor eficiencia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas