"No podemos derogar el copago en la atención a la dependencia"

21.03.2016 | 04:21
El presidente de Mútua Terrassa, Josep Betriu, recibió a la consellera junto al alcalde Ballart.
El presidente de Mútua Terrassa, Josep Betriu, recibió a la consellera junto al alcalde Ballart.

En el pleno monográfico sobre la pobreza que el Parlament celebró la semana pasada, los diputados de Junts pel Sí y la CUP hicieron valer su mayoría en la cámara para rechazar una resolución presentada por los grupos del PSC y Catalunya Sí Que Es Pot que pedía derogar el actual copago en los servicios de dependencia. Ayer en Terrassa, la consellera de Treball, Afers Socials i Famílies, Dolors Bassa, justificó la negativa del Govern a revisar el citado modelo debido a la situación en la que se encuentran las arcas públicas de la Generalitat.

"No es posible eliminar el copago en la atención a la dependencia tal y como en la actualidad están las finanzas catalanas", afirmó la consellera en el Edifici Docent Mútua Terrassa, donde junto al alcalde Ballart clausuró una jornada de conferencias dedicada a la Fundació Vallparadís, que justo ayer cumplía sus 25 años.

Bassa indicó que la ley de dependencia que el Gobierno de Zapatero impulsó en 2006 "nació coja y se ha quedado en papel mojado porque no contaba con el respaldo financiero imprescindible".

La consellera recordó que la norma fijaba "que el dinero necesario para desplegar la ley debía compartirse en un 50 por ciento entre el Gobierno y las comunidades autónomas", pero que en la práctica es la Generalitat la que aporta la mayor parte de los recursos económicos. "Si no fuera por el Govern -afirmó-, el 65 por ciento de los catalanes que reciben atención a la dependencia no contarían con este recurso". En la misma línea, la consellera abogó por avanzar hacia un nuevo proyecto de ley de promoción de la autonomía personal elaborado desde Catalunya."

Al acto también asistió el alcalde Ballart, quien resaltó el papel que el sector de la dependencia puede jugar como "un motor de riqueza y generación de trabajo, dentro de una labor orientada al bienestar y al interés público". El presidente de Mútua Terrassa y Fundació Vallparadís, Josep Betriu, además del gerente del ámbito de servicio sociosanitario de la institución, Francesc Puig, también clausuraron la cita.

Prodis
Antes de acudir a Mútua, la consellera visitó las instalaciones de Prodis en la plaza del Tint. Allí conoció a Lorena, Pere, Xavier, a Carla y Josep. Todos ellos son el alma del centro especial de trabajo de esta entidad egarense dedicada a prestar asistencia a adultos con discapacidad intelectual, enfermedad mental o parálisis cerebral.

El gerente de Prodis, Dani Jorquera, mostró la sede de la entidad a la componente del Govern. Bassa se detuvo por unos instantes ante la nueva furgoneta de Prodis. El vehículo se ha pagado a través de microdonaciones solidarias y lleva inscritos los mil nombres de las personas que han contribuido a financiar el automóvil.

Durante la visita, la consellera reiteró su compromiso con los centros especiales de trabajo y garantizó que las subvenciones públicas a este tipo de proyectos serán prioritarias. En este sentido, Bassa explicó que "esta semana el Govern ha aprobado avanzar un total de 33,4 millones de euros de fondos propios para dar continuidad a los centros especiales de trabajo y mantener así los puestos de empleo de las personas que tienen una discapacidad".

LA EDAD
80 años. El 53 por ciento de los catalanes que solicitan una ayuda por dependencia a la administración pública tienen más de 80 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook