Alcaldes vallesanos defienden acciones conjuntas ante la crisis

18.03.2016 | 07:30
Los alcaldes Ignasi Giménez, Mercè Conesa, Núria Parlon y Juli Fernández, ayer.
Los alcaldes Ignasi Giménez, Mercè Conesa, Núria Parlon y Juli Fernández, ayer.

Los alcaldes de diversas localidades del Vallès Occidental defendieron ayer crear alianzas y actuar de una manera coordinada al abordar algunos de los problemas sociales derivados de la crisis, como los que tienen que ver con el ámbito de la vivienda o el suministro energético a las familias con menos recursos económicos. Fue en un almuerzo coloquio organizado en el Hotel Campus UAB de Bellaterra por la plataforma Alcaldes.eu.

"Necesitamos un plan de choque social específico para la comarca, no solo para Catalunya en general", indicó Ignasi Giménez, que además de alcalde de Castellar del Vallès preside el Consell Comarcal del Vallès Occidental. Giménez recordó algunas actuaciones que desde el organismo supramunicipal se han emprendido para paliar ciertos problemas generados por la crisis.

Entre estas medidas se encuentra la adoptada en febrero por el Consell Comarcal referente a que los municipios del Vallès Occidental hagan un frente común para que no haya más cortes de energía (de luz, agua o gas) en viviendas de familias que no pueden abonar los recibos. La alianza se ha formalizado este marzo, con la creación de una mesa comarcal para exigir el cumplimiento de la ley 24/2015 sobre emergencia habitacional y pobreza energética, aprobada en julio por el Parlament. En este sentido, Giménez recordó que "los municipios vallesanos ya han pedido a las empresas suministradoras de agua y energía que destinen un dos por ciento de su facturación a crear un fondo para abonar las facturas que los ciudadanos más desfavorecidos no pueden pagar."

Respaldo
Quien también defendió la alianza entre alcaldes de la comarca para encarar las consecuencias sociales de la crisis fue la primera edil de Sant Cugat del Vallès, Mercè Conesa, y a la vez presidenta de la Diputación de Barcelona. Conesa puso como ejemplo de tal colaboración el apoyo que ha recibido ante el anunciado cierre de la planta de la empresa Delphi en Sant Cugat, previsto para finales de año. En febrero, los alcaldes de Terrassa, Rubí, Cerdanyola del Vallès, Ripollet, Sabadell, Castellar y Barberà del Vallès decidieron coordinarse y usar las herramientas a su alcance para que el cierre tenga el menor impacto posible. "Si los alcaldes contamos con una mirada global podemos influir en el devenir de la ciudadanía", dijo.

cumplir la ley

Por su parte, el alcalde de Sabadell, el republicano Juli Fernández, se refirió a la citada ley 24/2015 de medidas urgentes sobre vivienda y pobreza energética para indicar que ésta es una norma que se ha hecho para cumplirse. "Una vez aprobada la ley, que las empresas planteen iniciativas ante la situación de emergencia social ya no es un tema de buena voluntad o de responsabilidad social corporativa. Ahora ya se trata de cumplir la legalidad", indicó. "Si hay una norma que dice que los pisos que llevan más de dos años vacíos se deben poner a disposición de los Ayuntamientos, así debe hacerse", dijo.

Otra de las invitadas al coloquio fue la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlon, una de las nuevas voces municipalistas del PSC. Parlon se refirió a las dificultades que acarrea la gestión pública en una ciudad del área metropolitana "donde la pobreza está muy relacionada con la pérdida de trabajo". La socialista incidió en la necesidad de prestar una atención especial a los niños y a las personas mayores con pensiones bajas que viven solas. "Son las voces silentes de la pobreza", comentó.

LA CIFRA
223 mil. Es el número de personas que están en riesgo de exclusión social en el Vallès Occidental, según indicó el presidente del Consell Comarcal, Ignasi Giménez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas