Tribunales

Acusado de abusar de su hija de 10 años

16.03.2016 | 07:54

Un hombre está acusado de abusar sexualmente de su hija cuando la niña contaba entre 10 y 12 años de edad. Si el tribunal que lo debe juzgar aplica la pena solicitada por el fiscal, será condenado a una pena de trece años de prisión y a pagar diez mil euros a su hija en concepto de indemnización "por los perjuicios morales sufridos".

Los supuestos abusos, que incluyeron sexo oral y penetraciones, fueron perpetrados, al menos, entre mayo del 2013 y el 12 de junio del 2015 en dos viviendas: la familiar, donde residían el procesado y su hija, un domicilio situado en Can Palet, y el piso del hermano del acusado, ubicado en Sant Pere Nord.

Ocurrió "en múltiples y reiteradas ocasiones", dice el Ministerio Fiscal en su calificación. Una o dos veces por semana, añade. La víctima no se resistía, pues estaba sojuzgada por su edad, la relación de parentesco con el presunto agresor y la evidente superioridad del hombre, de su progenitor.

Los abusos acabaron el 12 de junio del 2015 porque una tía de la menor presenció parte de los hechos. Eran las cuatro de la madrugada de ese día cuando, según el fiscal, el procesado mantuvo las enésimas relaciones sexuales con la niña, en casa de su hermano.

La tía y su marido interpusieron de inmediato una denuncia que dio origen al sumario, tramitado por el juzgado de instrucción número 1. Seis días después el sospechoso fue detenido y encarcelado.

Para el Ministerio Público, el acusado, ecuatoriano, es autor de "un delito continuado de abuso sexual con penetración a menor de 13 años de edad" y de un delito de lesiones en el ámbito familiar, pues el relato de hechos incluye una supuesta agresión cometida el mismo día en que fueron atajados los abusos, el 12 de junio pasado. Según el fiscal, el procesado asestó cuatro bofetadas a su hija tras una discusión por "los estudios".

La acusación reclama doce años de prisión por los abusos y un año por la agresión, y que el encausado sea privado de la patria potestad y no se pueda acercar a menos de mil metros de la víctima durante un periodo superior en diez años a la pena de cárcel que se le imponga. La Audiencia Provincial tiene previsto celebrar hoy el juicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook