Salut recomienda que los niños participen y decidan cuánto comer

15.03.2016 | 04:23
Participar en la preparación les familiariza con los alimentos.
Participar en la preparación les familiariza con los alimentos.

¿Qué cantidad de comida hay que servir en los platos de los niños? ¿Hay que insistir en que se lo acaben todo? ¿De qué pueden repetir y de qué no? Estas son algunas preguntas que a menudo se formulan los adultos en relación con las comidas de los niños, tanto en casa como en los comedores colectivos. Este hecho ha llevado a revisar la influencia que tiene la actitud del adulto en las alimentación de los menores para cubrir sus necesidades y fomentar la diversificación alimentaria. Así, la Agència de Salut Pública de Catalunya (ASPCAT) ha elaborado un documento en el que se apuntan recomendaciones para las comidas de los niños, tanto en los comedores escolares como también extensibles al día a día de las familias. Y una de las principales conclusiones es que el adulto establezca qué, dónde y cuándo comer pero debe dejar al niño participar en la decisión sobre las cantidades.

Además de ayudar a promover la responsabilidad sobre su alimentación, el hecho de dejar que lo haga puede contribuir a evitar o reducir el desperdicio alimentario, ya que se pueden ajustar las cantidades de manera más real que a partir de unos valores fijos o estándares.

El documento "Acompanyar els àpats dels infants: consells per a menjadors escolars i per a les famílies" apunta que la ayuda de los adultos en las comidas debe ser respetuosa, sin coerciones y teniendo en consideración los gustos y la sensación de hambre de los niños. Además, ejercer presión sobre los niños para que se acaben el plato puede hacer que aumente la resistencia a comer. Asimismo, insistir para que coman un alimento determinado no conduce crear aversiones y otras conductas alimenticias poco o nada saludables que pueden persistir en la edad adulta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook