Salud

Marzo, el mes de la endometriosis

15.03.2016 | 04:23
Las revisiones ginecológicas son básicas para el diagnóstico de esta enfermedad aún desconocida.
Las revisiones ginecológicas son básicas para el diagnóstico de esta enfermedad aún desconocida.

Es un mal femenino, doloroso y crónico, que afecta al 15% de las mujeres en edad fértil. Suele manifestarse con importantes hemorragias menstruales y dolor de la pelvis y pese a la gran proporción de afectadas es prácticamente desconocida. Se llama endometriosis y un total de 176 millones de mujeres de todo el mundo la padecen. Lo más preocupante es que el tiempo medio que se tarda para un diagnóstico correcto es de siete años, según un estudio internacional, el Global Study of Women's Health, realizado en 16 clínicas de diez países. Además, el 70% de las mujeres que consultan a su ginecólogo por dolor pélvico padece la enfermedad de la endometriosis desde su primera regla.

Precisamente, marzo es el mes de la endometriosis y este sábado más de 200 mujeres participaron en una marcha mundial contra la enfermedad.

¿Qué es esta patología? Se trata de un mal que provoca fuertes dolores abdominales y puede llegar a provocar la esterilidad. Esta patología se produce cuando el endometrio (tejido que recubre el interior del útero) crece fuera de la matriz y puede afectar a otras zonas del organismo, como los ovarios, las trompas de Falopio, el intestino grueso, el estómago, la vejiga y los ligamentos que sostienen el útero.

Cuando la mujer tiene el periodo cada mes, a través del sangrado elimina las células del revestimiento del útero que se han inflamado por los cambios hormonales. El problema ocurre cuando estas células crecen en otros lugares, incluso ajenos al aparato reproductor.

¿Por qué le ocurre a unas mujeres y a otras no? Según Fulvia Mancini, ginecóloga experta en fertilidad, la causa de la endometriosis es aún desconocida, sin embargo es muy probable que algunos genes predispongan ciertas mujeres a que desarrollen la enfermedad. Así, mujeres con madre o hermanas diagnosticadas tienen un riesgo más alto de ser afectada.

Asimismo es posible que la edad de la primera regla y diversos factores ambientales puedan influir sobre el desarrollo la enfermedad. "Las revisiones ginecológicas y el seguimiento periódico, sobre todo en mujeres con familiares con endometriosis, no evitan su desarrollo pero pueden adelantar el diagnostico y, por lo tanto, el comienzo de un tratamiento."

Los síntomas de esta afección influyen de forma muy negativa en el bienestar psicológico, físico y social de la mujer van desde dismenorrea (reglas dolorosas), ovulación dolorosa, dolor durante o después de las relaciones sexuales, sangrados abundantes, cansancio y dolor pélvico crónico.

Endometriosis e infertilidad
Se estima que el 40% de las pacientes afectadas tienen además problemas de infertilidad. Pero no existe una relación directa, según los expertos. " La mayoría de las mujeres cree que tener endometriosis automáticamente implica ser estéril. Afortunadamente esto no es correcto. El problema es que no hay estadísticas que nos indiquen qué porcentaje de mujeres con endometriosis no tienen problemas en embarazarse", explica la ginecóloga experta en fertilidad.

En pacientes estériles, las técnicas de reproducción asistida, pueden suponer un inesperado salvavidas para aquellas mujeres que deseen ser madres a pesar de la endometriosis. La vitrificación de óvulos (congelación de los propios óvulos) es una opción en pacientes intervenidas con cirugía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook