Tribunales

Un hombre y su hijo, acusados de vender coca en Sant Llorenç

15.03.2016 | 07:48

Padre e hijo vendían cocaína, hachís y marihuana en su piso, en el barrio de Sant Llorenç. Al menos el fiscal los acusa de traficar con drogas en un proceso que incluye a otro encausado que colaboraba en la venta de las sustancias estupefacientes. Los tres se enfrentan a un juicio que ha sido señalado por la Audiencia Provincial para hoy y en el que el Ministerio Fiscal pide para cada acusado una pena de cinco años de prisión y una multa de ochocientos euros.

El padre tiene 46 años. El hijo, 25. El presunto compinche, 33. El fiscal dice que los acusados, "de común acuerdo", vendían coca, hachís y marihuana y operaban desde el piso de los primeros, en Sant Llorenç. El relato de acusación indica que el 30 de enero del 2013, a eso de las 8.20 de la tarde, uno de los procesados, el hijo, salió de la vivienda citada, se acercó a un coche parado y entregó a su conductor una bolsa que contenía 0,28 gramos de coca con una riqueza base del 71 por ciento. Recibió a cambio un billete.

Registro de la vivienda
A la misma hora del 6 de febrero, el tercer acusado hizo lo mismo con otro conductor, al que hizo entrega de una papelina con 0,32 gramos de coca (59 por ciento de riqueza) a cambio de dinero, según la Fiscalía. El 8 de febrero tuvo lugar en la misma zona otro intercambio, éste protagonizado por el acusado "hijo": un envoltorio de 0,44 gramos de cocaína por veinte euros. Los Mossos d'Esquadra investigaban al trío, y el 13 de febrero del 2013, una vez hicieron acopio de pruebas, entraron en el piso y, según el fiscal, aprehendieron una caja de cartón que contenía 63,56 gramos de marihuana.

En un dormitorio hallaron una jeringuilla hipodérmica, un teléfono móvil, una tarjeta de memoria, dos bolsas de plástico con recortes, una báscula de precisión con restos de cocaína y una navaja y un cilindro de plástico con vestigios de la misma sustancia.

También encontraron una libreta con anotaciones de nombres y teléfonos, "todo ello destinado para el tráfico de estupefacientes", dice el Ministerio Público en sus conclusiones provisionales. Los policías hallaron un billete de cincuenta euros y seis de veinte. En otro dormitorio de la misma vivienda los agentes intervinieron una bolsa con diez pastillas y una pieza de 0,56 gramos de hachís.

El Ministerio Público afirma que los tres inculpados son autores de un delito contra la salud pública y reclama al tribunal, de la sección 21 de la Audiencia Provincial, una pena de cinco años de cárcel, con multa de ochocientos euros , para cada uno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook