Un coche rebasa la acera sin causar heridos 

11.03.2016 | 04:21

Un vehículo que circulaba por el Paseo del 22 de Juliol, a la altura del número 240, desvió su trayectoria de una forma brusca hasta acabar sobre la acera central de la avenida. Ocurrió el miércoles a primera hora de la mañana. Al parecer, el conductor del automóvil tuvo que dar un golpe de volante para no colisionar con un autobús que de pronto había realizado una maniobra extraña. A fin de sortear al bus, el coche subió a una barandilla baja metálica. Nadie resultó herido. Un vehículo de Egarvía que pasaba por la zona devolvió el coche a la calzada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook