Los hermanos menores ya no puntúan para entrar al instituto

09.03.2016 | 04:22
Alumnos de ESO en el Institut Montserrat Roig que este año cumple su 25º aniversario.
Alumnos de ESO en el Institut Montserrat Roig que este año cumple su 25º aniversario.

Ensenyament ha incorporado una novedad en las normas de preinscripción y matrícula para el nuevo curso 2016-17. La misma hace referencia a un cambio de puntuación para los hermanos escolarizados en los centros considerados adscritos. Así, la nueva resolución ha suprimido del baremo la puntuación extra de cuarenta puntos por tener un hermano menor para los alumnos que vayan a ser escolarizados en un instituto.

La medida se ha adoptado para no perjudicar a los hijos únicos, que no tenían derecho a la puntuación adicional de tener un hermano y estaban en peores condiciones para acceder al instituto. Hasta la fecha se consideraban centros únicos a efectos de preinscripción todos aquellos centros adscritos entre sí por lo que la prioridad de acceso prevalecía tanto si el hermano estaba realmente en el centro como si estaba en otro de los centros adscritos. La novedad es que este año sólo se tendrá en cuenta cuando la adscripción es sea de una única escuela a un único instituto. De este modo se consigue que en casos de adscripción múltiple - de diversas escuelas a diversos institutos- la existencia de hermanos en el centro solo de prioridad para el acceso a aquel centro en concreto. Es decir, hasta ahora, en estas situaciones de adscripción múltiple, por el hecho de querer ir a un instituto, tanto contaban cuarenta puntos el hecho de tener un hermano en el instituto como tenerlo en la escuela. A partir de ahora, en estos casos de adscripción múltiple solo se valorará este criterio de cuarenta puntos cuando el hermano este en el centro donde se pide el acceso.

Valoraciones
Con este cambio se da respuesta a una vieja aspiración de estas familias y también a la queja presentada por el Síndic de Greuges de Catalunya, Rafael Ribó, quien al conocer la modificación de las normas ha valorado positivamente la supresión de este criterio que consideraba discriminatorio.

El Síndic había recibido desde 2010 más de cuarenta quejas relacionadas con la discriminación en el proceso de admisión en los centros de secundaria de alumnos hijos únicos o sin hermanos escolarizados, quienes tenían menos posibilidades de acceder a los centros más solicitados, según recoge la agencia Efe.

Ribó ha recordado, a través de un comunicado, que existen otros criterios en el proceso de admisión escolar que fomentan la discriminación y que es necesario revisar, como los puntos adicionales que obtienen los alumnos cuyos padres, madres o tutores hayan estudiado en el centro o los puntos asignados por enfermedad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook