Fora Stocks desafió el frío y el cambio de emplazamiento

08.03.2016 | 08:09
Los visitantes al Fora Stocks hallaron precios muy tentadores.
Los visitantes al Fora Stocks hallaron precios muy tentadores.

El evento comercial Fora Stocks fue bien a pesar de que la climatología del sábado, con frío y viento, no acompañó demasiado. Y, además, se sumó el hecho de que nos mudamos al Raval porque en la Plaça Vella -nuestra ubicación habitual- acogía el Festival del Jazz. El Raval es de por sí un lugar bastante sombrío por lo que las bajas temperaturas se notan más. Nos gusta mucho más la Plaça Vella, es más acogedora". Son palabras de balance de Maria Costa, presidenta de Terrassa Centre, entidad organizadora de la tradicional feria comercial en la que las tiendas salen a la calle dos veces al año para hacer su remate final.

En esta edición, el Fora Stocks de invierno, que se pospuso a este sábado por el mal tiempo del anterior, reunió a 37 comercios en el Raval y otros 25 a pie de establecimiento. Los comerciantes desplegaron bajo sus carpas un buen surtido de artículos y productos, muchos de ellos ropa de vestir y complementos. Y entre estos firmas que debutaban por primera vez y otras que regresan al cabo del tiempo. "El comercio se renueva y esto se traslada también al Fira Stocks", observó Costa. La jornada se presentó con sol y nubes y viento frío pero los comerciantes plantaron cara al mal tiempo (se levantaron diez carpas a lo largo del día) y se emplearon a fondo para el remate final de productos que les quedan en las estanterías.

Ventajas y beneficios
A eso del mediodía, la cita comercial ya era un ir y devenir de clientes que buscaban la oportunidad de renovar artículos de vestir o para la casa a un coste económico. Este fue el caso de Anna. "Es una buena feria aunque hay de todo. Hay artículos de actualidad y calidad a buen precio y otros que también lo están pero pasados de moda. Yo, por ejemplo, he comprado ropa para mi nieto, bien de precio, pero en una tienda que ya suelo ir y que ya tiene garantía".

En la misma línea opinaron Manu y Lidia. "Es la primera vez que venimos. Es una grata sorpresa y hay cosas que relación precio-calidad están muy bien. De momento hemos adquirido cosas para la cocina a un precio razonable".

Para los comerciantes, el Fora Stocks sigue siendo una buena iniciativa. Marta, de la tienda de ropa de niños Otta Kids, subrayó que "a nosotros nos permite liberarnos de restos de temporada y el cliente que compra se beneficia de grandes descuentos". Susana, de la tienda de ropa de mujer Fuga, suscribió sus palabras. "Nosotros, los comerciantes, vaciamos los stocks y el cliente agradece comprar a bajos precios".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook