Los estudiantes se manifiestan por el Centre contra el 3+2

04.03.2016 | 08:46
Los estudiantes se manifiestan por el Centre contra el 3+2
La cabecera de la manifestación estudiantil en contra del 3+2 a su paso por la Rambla
La cabecera de la manifestación estudiantil en contra del 3+2 a su paso por la Rambla

Más de un centenar de estudiantes de secundaria de centros públicos de Terrassa se manifestaron ayer por el centro de la ciudad para expresar su rechazo al plan de estudios universitarios 3+2 aprobado por el PP el año pasado y en el marco de la convocatoria del Sindicat d' Estudiants dels Països Catalans y de la Assemblea d'Estudiants de Terrassa, así como de otras entidades, sindicatos y partidos políticos.

Durante la marcha, los alumnos hicieron visible su oposición con dos acciones que reclamaron la atención de los ciudadanos que transitaban por la ciudad. La primera tuvo lugar frente a la sede local del PP, en la Rambla. Allí se encendió una hoguera y se quemó el 3+2 para dar así un entierro simbólico al decreto. La segunda fue el lanzamiento de pelotas de pinturas a la fachada de la oficina del Banc de Sabadell en la calle Nou. La jornada de movilización empezó hacia las 10,30 de la mañana en la plaza del Progrés donde se fueron concentrando los jóvenes de distintos centros (fundamentalmente de los institutos Montserrat Roig, Terrassa y Torre del Palau) y también representantes de la CUP como la concejal Maria Sirvent. Tras unos minutos de espera, representantes del movimiento estudiantil leyeron el comunicado que recoge los argumentos para decir no a la nueva reforma universitaria del PP.

En la misiva, las organizaciones estudiantiles subrayan que el nuevo modelo 3+2 (que recorta la carrera de grado a tres años y prolonga el máster a dos) encarece los estudios. Lo justifican diciendo que que al cursar grados más generalistas se vuelve imprescindible estudiar un máster, el precio de los cuales oscila entre los tres mil y los 23 mil euros en el caso que sea público, que y recuerdan además que sólo un 35 por ciento de esta oferta de posgrado es pública.

También critican que la política universitaria actual esté encaminada a suprimir estudios y facultades con poco alumnado y que cada vez se pone más freno a sistemas de democracia interna por lo que concluyen, en síntesis, que la universidad pública va hacia la privatización.

Tras la lectura del manifiesto reivindicativo, empezó la marcha que discurrió por la calle de Gutemberg hacia la Rambla d'Ègara y las calles de Nou y del Nord para llegar a la estación de Renfe y desde allí coger el tren para dirigirse a Barcelona y participar en la manifestación de la capital catalana. A lo largo del recorrido, los jóvenes lanzaron diversas consignas como "una educación pública y de calidad", "no a la privatización" y "quien cultiva la miseria, recoge la rabia". Esta última fue una de las que más se escuchó. En la Rambla, a la altura de la sede del PP, los participantes encendieron una hoguera donde quemaron los números en cartón del 3+2 que portaban simbolizando que habían quemado y enterrado el decreto del antiguo ministro de Educación del Partido Popular José Ignacio Wert.

No fue la única acción. Cuando arribaron a la sede de una oficina bancaria, en la calle Nou, lanzaron algunas pelotas de pintura contra la fachada, la cual quedó en pocos minutos teñida de colores. A partir de ahí, el grueso de la manifestación prosiguió por tramos de las calles de Sant Leopold y Nord con dirección a Renfe y allí tomar el tren para la capital catalana.

Un sistema flexible
A la protesta de los estudiantes respondió el Consell Interuniversitari de Catalunya (CIC) quien remarcó que hay tres comisiones del consejo con participación de alumnado trabajando en la implantación con garantías de un modelo flexible de grados y másters. También ha recordado, a través de un comunicado, que el año pasado se adoptó el acuerdo que los estudiantes de las futuras titulaciones de tres años cursaran el primer año de máster al precio del grado. Asimismo asegura que "en Catalunya no se trabaja para hacer un cambio hacia el modelo 3+2 sino que el modelo a estudiar es la posibilidad de si algunos grados pueden pasar a 180 créditos para que en el sistema catalán convivan los grados de 3 y 4 años con másters de uno o dos años". La finalidad, aseguran, es "tener un sistema flexible como la mayoría de países europeos". El consejo ha informado también que el próximo curso 2016-17 entrarán en funcionamiento nuevos grados de 180 créditos que no existen en el catálogo actual y que están considerados como singulares y muy orientados a la internacionalización. Estos nuevos grados son Producción digital (UB), Bioinformática (estudios compartidos con la UPF, UB y UPC) , Global Studies y Diseño y Arte digital (UOC).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas