La postura a la hora de dormir resulta fundamental para un buen descanso

01.03.2016 | 04:23
Nunca hay que dormir boca abajo o demasiado encogidos.
Nunca hay que dormir boca abajo o demasiado encogidos.

Dormir es fundamental para que el cuerpo descanse, se recupere y reponga las energías necesarias para afrontar el día siguiente. Los expertos siempre recomiendan dormir una media de 8 horas. Sin embargo, esta regla no siempre se cumple.

En primer lugar, hay que tener en cuenta la postura. Cada persona es diferente, y cada una de ellas tiene una determinada postura para dormir. Sin embargo, unas son más beneficiosas que otras. Dormir boca abajo o demasiado encogidos perjudica el descanso y hace que nos levantemos con dolores musculares. La mejor opción será boca arriba, con la espalda recta y los pies un poco elevados.

Otro elemento a tener en cuenta son los despertadores. Aquellos que tienen una luz que ilumina durante toda la noche no son una buena idea, ya que provocarán que no durmamos profundamente. Tampoco es aconsejable ponerse varias alarmas separadas con intervalos de 10-20 minutos para despertarse, ya que ello interrumpe varias veces el sueño creando sensación de cansancio.

El teléfono móvil
Uno de los errores más habituales y que la mayoría suele cometer es dejar el móvil encendido por la noche cerca de la cama. Aunque éste esté en silencio, cualquier notificación que llegue a nuestro móvil provocará que se ilumine la pantalla. Estos destellos también perjudican el descanso impidiendo que durmamos profundamente.

Por último, otros hábitos erróneos que cometemos antes de irnos a dormir suelen ser ver una película en el ordenador, mirar la tablet o escribir por Whatsapp. Todos ellos son negativos para nuestro descanso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook