Medalla de la Ciudad para Galofre, Alavedra y Farràs

01.03.2016 | 12:22

Por unanimidad de los representantes de todos los grupos políticos, el Consistorio dio luz verde en el último pleno -celebrado el jueves pasado- a iniciar los trámites para conceder la más alta distinción de Terrassa, la Medalla de la Ciudad, a Jaume Galofre, Salvador Alavedra y también a Josep Maria Farràs.

El primero de los condecorados, Jaume Galofre, nació en la ciudad de Barcelona en 1932. El Consistorio egarense le libra la medalla como reconocimiento a su larga trayectoria dedicada, de una manera siempre altruista, al asociacionismo, por su compromiso con la naturaleza y el medio ambiente, además de por su apoyo a la fundación de entidades tan importantes como l'Agrupació de Defensa Forestal de Terrassa y de Voluntaris Forestals de Terrassa. Aparte, entre los años 1982 y 1989, Galofre fue presidente del Centre Excursionista de Terrassa.

Activista cultural
Las otras dos figuras elegidas para otorgarles la Medalla de la Ciudad tienen que ver con el ámbito cultural egarense. Salvador Alavedra (Terrassa, 1919-2015) recibirá la distinción a título póstumo. Será como reconocimiento a su trayectoria como artista, activista cultural y mecenas.

Alavedra fue promotor y erudito del patrimonio cultural, además de una figura destacada del asociacionismo en la ciudad. Salvador Alavedra se implicó, por ejemplo, en entidades como Òmnium Cultural, el Retaule Artístic de Terrassa y, sobre todo, con Amics de les Arts i Joventuts Musicals.

Precisamente, Alavedra presidió esta entidad a inicios de la década de los setenta. Más en concreto, entre los años 1970 y 1972. Fue en un periodo que estuvo marcado por la puesta en marcha de la Jazz Cava. Éste resultó un proyecto que Alavedra contribuyó a materializar desde un punto de vista económico. El tercer terrassense escogido para entregarle la medalla también guarda relación con el mundo de la cultura. Y más en concreto, con la música.

Hombre de jazz
Y es que el último de los egarenses elegidos para recibir la más alta distinción de la ciudad es Josep Maria Farràs. Nacido en Terrassa en el año 1942, Farràs recibirá la medalla como prueba a su trayectoria cultural, su personalidad y por su consideración como uno de los mejores trompetistas del país. Farràs es un hombre formado en el marco del Club de Jazz d'Amics de les Arts i Joventuts Musicals.

El terrassense ha actuado por todo el mundo con diversos conjuntos y ha recibido diferentes reconocimientos. Por ejemplo, el de Jazzterrassaman del año 2005 en el marco de la celebración del Festival de Jazz de Terrassa.

En 2013, Farràs también obtuvo el premio especial de la Asociación de Músicos de Jazz y Música Moderna de Catalunya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook