Juzgan a dos jóvenes por una reyerta en un bar de Sant Pere Nord

01.03.2016 | 04:23

Uno propinó un botellazo en la cara a otro, que a resultas del impacto perdió dos dientes. Este segundo había asestado al primero un puñetazo en el rostro. Ambos se sientan en el banquillo en la Audiencia Provincial, y el Ministerio Fiscal solicita al tribunal que el acusado del botellazo sea condenado tres años de prisión y que el otro procesado, su rival en la refriega, pague una multa de 1.200 euros.

La trifulca estalló el 15 de abril del año pasado, a las once de la noche, en un bar de la Rambla de Francesc Macià, en Sant Pere Nord. Según el fiscal, dos individuos, uno de 27 años y otro de 23, se enzarzaron en una discusión que subió de tono y desembocó en una pelea que se saldó con tres heridos. Uno de los implicados dio un puñetazo a otro, y empujó a una mujer a la que hizo caer al suelo. El otro agarró una botella de cristal y la estampó contra la cara del oponente.

El que recibió el botellazo sufrió una herida en el labio superior y otra en el inferior, pérdida de dos piezas dentales, astillamiento de bordes de los incisivos y erosiones varias en dedos, manos y codos. Su contrincante presentaba una erosión en la cara. La mujer empujada y que dio en el suelo padeció heridas en la mano izquierda.

Tres años de prisión
El Ministerio Fiscal considera al principal acusado autor de un delito de lesiones y reclama al tribunal que lo condene a una pena de tres años de prisión y a pagar una indemnización de 490 euros a la víctima del botellazo.

Y esa víctima es, para el fiscal, también culpable, pero de dos faltas de lesiones. Pide la acusación que pague dos multas, de seiscientos euros cada una, y que abone 150 euros a su oponente y 240 a otra, a la mujer. La sección segunda de la Audiencia Provincial ha señalado el juicio para hoy.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook