Febrero dice adiós con un descenso de las temperaturas

27.02.2016 | 04:22
El Vapor Gran bajo el agua nieve que cayó en febrero del 2015.
El Vapor Gran bajo el agua nieve que cayó en febrero del 2015.

En un invierno con frío discontinuo, febrero se despide con una bajada de temperaturas, lluvia y nieve en diversos puntos de Catalunya. En el Vallès Occidental, sin embargo, hay pocas probabilidades de nevada este fin de semana. El Servei Meteorològic de Catalunya sí indicaba en sus predicciones para hoy la posibilidad de lluvias en Terrassa, donde el ambiente soleado retornaría mañana.

Protecció Civil de la Generalitat mantiene la alerta del plan especial de emergencias para nevadas ante las previsiones de que nieve de manera abundante en el Pirineo, Prepirineo y otros puntos de Catalunya, como el Montseny y Montserrat. Protecció Civil pide a los ciudadanos que limiten los desplazamientos y extremen las precauciones, sobre todo en los viajes a zonas pirenaicas e interiores del prelitoral de Tarragona y la Catalunya Central.

En caso de nevadas, "conviene evitar los adelantamientos y circular por la derecha, dejando libre el carril izquierdo (en vías de más de un carril por sentido) para que lo puedan utilizar los vehículos de emergencias y las máquinas quitanieves". Las recomendaciones, por supuesto, incluyen también llevar cadenas por si es necesario su uso en los vehículos, teléfono móvil cargado, ropa de abrigo de reserva, agua y alimentos calóricos.

La bajada de temperaturas será notable sobre todo durante la mañana de hoy sábado, cuando la nieve empiece a caer en el Pirineo y Prepirineo en una cota aproximada de 1.200 metros, nivel que irá descendiendo. Según la Generalitat, también puede nevar, pero con menos probabilidad, en el interior de la provincia de Barcelona, Lleida y el tercio Sur de Catalunya.

Menos contaminación
Por otro lado, la administración autonómica desactivó ayer el protocolo por contaminación atmosférica que empezó a aplicar el martes pasado en los cuarenta municipios de la demarcación de Barcelona, incluido el de Terrassa, comprendidos en un plan de mejora de la calidad del aire.

La medida fue levantada gracias a la reducción de los niveles de partículas en suspensión de diámetro inferior a diez micras. La situación meteorológica favorecerá aún más en las próximas horas la dispersión de los contaminantes y la limpieza de la atmósfera, a lo que ha contribuido también el descenso de los niveles de partículas vinculadas a la llegada de polvo africano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook