SALUD

Migrañas: soluciones para un mal global

23.02.2016 | 04:21
Migrañas: soluciones para un mal global
Migrañas: soluciones para un mal global

Las migrañas las padecen 3,5 millones de españoles. Es un terrible mal que inmoviliza y que en muchos casos puede llegar a convertirse en un padecimiento crónico.
Se trata de uno de los 190 dolores de cabeza que están tipificados por la medicina, con lo cual en algunas ocasiones ni siquiera está diagnosticado como tal, lo que dificulta la puesta en marcha de un tratamiento eficaz.
Ocurre también que, incluso, en determinados pacientes, a pesar de haber sido encontrado el origen del dolor no se termina de hallar una solución eficaz que alivie lo que para muchos se ha convertido en un verdadero suplicio.
Lo que permite distinguir la migraña de otras cefaleas es su prevalencia en un lado de la cabeza, con latidos o pulsaciones rítmicas de diferente intensidad. La migraña puede aparecer, asimismo, acompañada de vómitos, mareos y fotofobia. En algunos casos, el episodio puede prolongarse hasta esos tres aspectos, por lo que está considerada como una de las causas más comunes de baja laboral.
Se sabe que este dolor puede tener un origen hereditario y que las mujeres, sobre todo en la época de la madurez, junto a la llegada de la menopausia, la padecen en una proporción de 4 a 1 en relación a los hombres. El estrés y los problemas músculo-esqueléticos, sobre todo los asociados a la zona cervical, muy cargada por el abuso de los dispositivos electrónicos, se suman a las causas más conocidas.
En cuanto a las causas menos conocidas, todas ellas, explica el autor de “Tu eres tu medicina”, Ata Pouramini, son debidas a la dilatación de los vasos sanguíneos, producidas a su vez, por dos hormonas: la serotonina y el cortisol.

En los fines de semana
Según dicho experto, la causa de que nos ataque la migraña durante el fin de semana, cuando estamos ya lejos del estrés, se debe a la disminución de los niveles de cortisol, muy altos en picos de actividad nerviosa y bajos en la calma. Por lo tanto, Pouramini recomienda una vida lo más tranquila posible. Por otro lado, los tratamientos farmacológicos, asegura el quiropráctico, incluyen productos que contienen serotonina. Si los tomamos más de dos veces por semana, se puede producir el efecto rebote y dar lugar al dolor.
Así, en cuanto a la alimentación, hay que tener en cuenta que la histamina, molécula presente en muchos alimentos, provoca la aparición de la migraña, debido a que algunos seres humanos carecen de la enzima necesaria para metabolizarla correctamente.
Por lo tanto, una forma de prevenir consiste en informarse de los alimentos que la contienen. Según los especialistas, los más habituales al respecto en nuestra dieta vienen encabezados por el gluten, la proteína que se encuentra en el trigo. En consecuencia, deben eliminar pasta, pan, cupcakes y bollería, por ejemplo, incluso aunque no lleven gluten porque tienen muchos aditivos y azúcar.
En relación a los lácteos, cabe tener en cuenta a la caseína, que es la proteína dentro de los lácteos y que puede ser responsable de desencadenar una migraña. Otros alimentos son la soja y sus derivados, la tortilla y los huevos, los plátanos y cítricos, el gluotamato monosódico (que es muy frecuente en la comida asiática), el chocolate y los edulcorantes, el vino y el café, los ahumados y las levaduras.
Además de la eliminación de estos elementos, los orientadores en salud proponen soluciones no farmacológicas para reducir los ataques, como un suplemento de magnesio, un combinado con un complejo vitamínico B o sesiones quiroprácticas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook