Robaron de una casa hasta el sofá cama

22.02.2016 | 04:21

Los robos con fuerza en viviendas están a la orden del día, pero los ladrones especializados en esos menesteres delictivos acostumbran actuar con celeridad y apoderarse de efectos como dinero, joyas o artículos electrónicos; algo fácil de transportar. Pero ellos no. Ellos, los delincuentes que meses atrás asaltaron una casa en la carretera de Montcada, robo por el que han sido detenidos dos de los tres sospechosos del asalto, desvalijaron el domicilio. Se llevaron muebles, hasta cargaron con un sofá cama.

El robo fue cometido el 14 de noviembre, a eso de las diez de la mañana, en la carretera de Montcada. Un vecino vio cómo unos individuos trasegaban un sofá cama. Y habló con la dueña de la casa de la que los había visto salir. La mujer comprobó el roto que le habían ocasionado los delincuentes, que habían irrumpido en su hogar forzando la puerta de entrada. En efecto, le habían saqueado la vivienda de muebles y electrodomésticos. Se puso en contacto con los Mossos d'Esquadra, y la unidad de investigación del Àrea Bàsica Policial (ABP) de la comisaría de Can Tusell se puso manos a la obra.

Unos agentes tomaron declaración a testigos del inusual asalto e inspeccionaron la vivienda en busca de vestigios, de algún rastro; y en la escudriña encontraron huellas que al cabo resultaron de gran utilidad en las pesquisas. El análisis de los restos dactilares fue exitoso. Los sospechosos estaban fichados.

Las averiguaciones condujeron a los mossos a tres individuos de origen rumano, que los investigadores terminaron identificando. Eran ellos, en efecto, los que el 14 de noviembre fueron vistos sacando de la casa objetos múltiples, como si en lugar de cometer un robo estuvieran trabajando en una mudanza. Los testimonios los reconocieron, por lo que, atados los cabos, los agentes fueron por ellos.

El tercero, en busca y captura
Eran tres los sospechosos, pero los mossos sólo pudieron dar con dos. Los detuvieron el martes y el miércoles pasados. Según fuentes policiales, se trata de dos personas de procedencia rumana: un hombre de 37 años y otro de 44, ambos vecinos de Terrassa, ambos con antecedentes. El segundo de los citados contaba con once detenciones por delitos similares al imputado ahora. Los detenidos pasaron a disposición de la autoridad judicial y ya están en libertad provisional.

Falta un sospechoso por detener, otro ciudadano rumano, de 26 años. Los Mossos d'Esquadra no lo encontraron durante el operativo desplegado, pero han emitido una orden de busca y captura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook