La CUP pide otro urbanismo para evitar más grandes superficies

22.02.2016 | 04:21
Ander Zurimendi y Maria Sirvent (CUP) impulsan la creación de un Consejo de la economía social.
Ander Zurimendi y Maria Sirvent (CUP) impulsan la creación de un Consejo de la economía social.

La CUP puso ayer su acento alternativo al debate abierto sobre el modelo comercial que Terrassa debe tener. El miembro de la formación, Ander Zurimendi, y la concejal Maria Sirvent, anunciaron que la CUP presentará una propuesta de resolución en el próximo pleno municipal que sugerirá la creación de un Consejo municipal de la economía social. "Ya hemos comentado esta posibilidad con propietarios de tiendas, cooperativas, entidades del sector comercial y también con el equipo de gobierno. De hecho, es una idea que el ejecutivo local también tenía", explica Zurimendi. "Nuestra idea es, a través del consejo, fomentar otro tipo de economía en Terrassa, que sea de tipo social. Queremos que ese foro esté abierto a todo el mundo, que sea eficiente y que las conclusiones a las que llegue resulten vinculantes para la elaboración del futuro Plan estratégico de la economía social y solidaria de la ciudad", añadió.

El grupo municipal también plantea revisar el Plan de Ordenación Urbanística Municipal con el objetivo de proteger el comercio de proximidad. Una idea, ésta, la de revisar el POUM, que forma parte de los compromisos recogidos por el bipartito en su plan de mandato. En este sentido, la CUP apuesta por modificar el POUM para evitar que nuevas grandes superficies comerciales se instalen en Terrassa. "Si ahora existe un espacio legal para su establecimiento, es porque el POUM no se elaboró bien", indicó Zurimendi. Mientras, la concejal Maria Sirvent pidió para el POUM "un sentido global, una dirección, también en el terreno comercial, para no tener que estar aprobando periódicamente modificaciones puntuales de la norma". Otra de las novedades que la CUP plantea es crear un mercado agroecológico semanal y una feria de Navidad social y solidaria similar a la que en las pasadas fiestas el Ayuntamiento de Barcelona instaló en la Plaza de Catalunya de la capital catalana, allí donde en años anteriores había una pista de hielo.

Más herramientas
El debate acerca de la definición futura del modelo comercial de la ciudad también se traducirá, en el pleno municipal que tendrá lugar la próxima semana, en una propuesta de resolución impulsada por el equipo de gobierno. El ejecutivo buscará la complicidad del resto de grupos políticos para aprobar una moción en la que solicita al Govern de la Generalitat tener más capacidad para decidir sobre los asuntos que afectan al modelo comercial de Terrassa. Asimismo, el bipartito pedirá al Gobierno estatal que retire los recursos contra la ley catalana de comercio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook