El acuerdo para comprar nuevos autobuses también incluye dos nuevos camiones para Eco-Equip

22.02.2016 | 04:21
La actual flota de autobuses cuenta con 65 vehículos. El objetivo municipal es renovar cinco cada año.
La actual flota de autobuses cuenta con 65 vehículos. El objetivo municipal es renovar cinco cada año.

La renovación de la flota de autobuses se ha desencallado. Tal como apuntaban las negociaciones en las últimas jornadas, el grupo municipal de Ciutadans ha sellado un acuerdo con el equipo de gobierno (PSC-CiU) que permitirá la adquisición de 15 nuevos vehículos para la flota de Tmesa, 6 de ellos híbridos.
Marc Armengol, concejal de Movilidad, Tráfico y Transporte, y Javier González, portavoz de C,s, comparecieron el viernes para explicar las condiciones del pacto. Éste permitirá que el dictamen para la compra de los autobuses, que fracasó en enero, regrese al pleno de febrero prácticamente intacto, para ahora sí salir adelante.
Tras varias semanas de negociaciones, gobierno y Ciutadans han acordado la adquisición de un microbus, dos vehículos articulados y diez autobuses de 12 metros, 6 de los cuales serán de tecnología híbrida.

La formación naranja apoya la propuesta con la condición de que los vehículos de motor combinado "sean monitorizados durante 9 meses" para comprobar su nivel de rendimiento y los costes de mantenimiento. Las conclusiones del testado de los vehículos ayudará a tomar una decisión sobre la compra de nuevos buses híbridos en 2018 y 2019.

Además, Ciutadans propuso como contrapartida la renovación de la flota de Eco Equip, muy deteriorada. El acuerdo se ha cerrado con la compra de dos camiones de recogida de carga trasera, que se financiarán con un remanente de 300 mil euros de la sociedad municipal tras el cierre del ejercicio 2015.

Fácil y responsable
"No ha sido muy difícil llegar a un acuerdo", reconoció ayer Javier González, que tras el pleno de enero ya mostró su voluntad de facilitar la renovación de la flota. En enero, C,s defendió recortar a 4 el numero de autobuses híbridos.
El portavoz explicó que su estrategia ha pasado por "abrir el foco y mejorar también la flota de Eco Equip, en una visión más integral de la reducción de la huella de CO2. Esta es una inversión responsable, sin regateos cortoplacistas. Una apuesta de futuro que va más allá del mandato actual".
También Marc Armengol celebró el acuerdo, que le permite sacar adelante una propuesta "razonable, prudente y responsable". El teniente de alcalde agradeció a C,s lo que considera un "acto de responsabilidad".

Acuerdo de junta
Las formaciones han acordado llevar el lunes a la junta de portavoces una propuesta de acuerdo invitando al resto de grupos municipales a sumarse al mismo. " Hay elementos para que lo hagan -dijo ayer Javier González-. No se trata de ver quien es más verde, se trata de afrontar una inversión con prudencia. Esta es una apuesta decidida por que en el futuro la flota del bus sea ecológica en su totalidad si la tecnología lo permite".

En el pleno del jueves, Ciutadans presentará una enmienda al dictamen sobre la compra de los nuevos autobuses que permitirá incorporar las condiciones del acuerdo.

El equipo de gobierno ha insistido en que su decisión de comprar 6 vehículos híbridos, entre los 10 autobuses de 12 metros, responde a criterios económicos. Cada híbrido cuesta unos 100 mil euros más que un diesel, a efectos de amortización unos 40 mil euros anuales por bus.

Además, Armengol recordó que el ejecutivo quiere, antes de comprar más híbridos, comprobar el resultado de los nuevos vehículos de motor combinado y si se dispara el coste real de mantenimiento. Ayer, el teniente de alcalde presentó un largo listado de ciudades españolas entre las que ninguna, excepto Barcelona (con 130 híbridos), supera el 10% de vehículos de motor combinado. Citó Málaga (4 de 260, un 1,5%), San Sebastián ( 11 de 127, un 9%), Sant Cugat ( 2 de 20, un 10%) y Madrid (23 de 1.900, un 1,2%). Terrassa, con 6 híbridos de 65 autobuses, se situará el próximo año en el 9,2 % de la flota.

El concejal recordó que el gobierno vio frustrado su proyecto de renovar cinco autobuses cada año en 2015, tras la suspensión del concurso para renovar la concesión del bus, y ahora en 2016, al fracasar su dictamen en el pleno de enero. "Nuestro proyecto garantizaba que los 65 vehículos de la flota de Tmesa fueran renovados a una edad máxima de 12 años. Ahora sobrepasamos esa media", recordó.

Durante las últimas semanas, el ejecutivo ha explorado también la posibilidad de un acuerdo con el principal partido de la oposición, Terrassa en Comú. Las negociaciones, sin embargo, no han fructificado. "Hemos tenido dos reuniones y varias conversaciones", reveló ayer Marc Armengol. "Primero pedían el máximo de vehículos híbridos, incluidos los cuatro articulados, y la última propuesta era que los diez vehículos de 12 metros fueran de motor combinado. De ahí no se han movido. Eran sus 10 contra nuestros 6".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook