LOS ESTRENOS DE CINE EN TERRASSA

Parodias para reír a gusto

19.02.2016 | 04:22
Parodias para reír a gusto

“Deadpool”, “opera prima” de Tim Miller, es una parodia del cine de superhéroes que destaca por sus divertidos “gags” y sus desmitificadores diálogos, así como por la entregada interpretación de Ryan Reynolds. Producida por el propio Reynolds y basada en una serie de cómic de la factoría Marvel –Rob Liefeld y Fabian Nicieza crearon al personaje en 1991– cuenta la historia de un antiguo mercenario y asesino a sueldo que se somete a un tratamiento que le convierte en inmortal y le proporciona superpoderes pero a costa de grandes sufrimientos que le desfiguran la cara y le obligan a ocultarse tras una ridícula máscara. El desarrollo que los guionistas realizan de este argumento parece “a priori” la mar de simple –una típica y tópica historia de venganza– y abusa un tanto de la violencia gratuita pero el sentido del humor –que empieza ya en los insólitos títulos de crédito iniciales y sigue todavía después de los finales– lo redime con creces. La gracia está en la forma de contar la historia, utilizando las convenciones del género para darles la vuelta y reirse de ellas. Por ejemplo, cada vez que Deadpool se dirige a la cámara para “comentar la jugada” a su manera o también en sus diálogos con los demás personajes, llenos de chistes a costa del género, de Marvel, de Hollywood y de la propia producción de la película y la percepción que el espectador está teniendo de ella. Lo peor es que lo van a estropear en la secuela porque estas cosas sólo tienen gracia la primera vez. La anécdota es que es la primera película basada en un cómic Marvel que ha sido declarada “no apta para menores” en Estados Unidos, lo que no ha impedido que se colocara en el primer puesto de la taquilla americana.
Intérpretes: Ryan Reynolds, Morena Baccarin, Ed Skrein, Brianna Hildebrand, Jed Rees, Karan Soni, Gina Carano. (Cinesa).

“¡Ave César!”, de Joel y Ethan Coen, es un homenaje paródico al cine del Hollywood clásico, ambientado en los años 50, que contiene referencias a todos los géneros y a numerosas figuras de la dirección y la interpretación. Cuenta un día en la vida de Eddie Mannix, un productor que ha elegido el peor momento para dejar de fumar. Su principal estrella masculina –George Clooney disfrazado de “Ben-Hur”– ha sido secuestrada por unos comunistas, su máxima estrella femenina –Scarlett Johansson emulando a Esther Williams en la piscina– se ha quedado embarazada sin estar casada (un escándalo en aquella época), su director más prestigioso está que se sube por las paredes porque le han impuesto a un actor guapo pero rematadamente idiota y una periodista le amenaza con publicar revelaciones comprometedoras. Josh Brolin borda su atribulado personaje aunque las secuencias más brillantes son el número musical “a lo Gene Kelly” de Channing Tatum –que de repente ha aprendido a actuar y además canta y baila de maravilla–, el enfrentamiento verbal entre Ralph Fiennes y Alden Ehrenreich (¿el nuevo Brad Pitt?) y la breve pero desternillante aparición de Frances McDormand. La curiosidad es que Tilda Swinton encarna a dos personajes.
Intérpretes: Josh Brolin, George Clooney, Alden Ehrenreich, Channing Tatum, Scarlett Johansson, Tilda Swinton, Ralph Fiennes, Francesc McDormand, Verónica Osorio, Jonah Hill, Christopher Lambert. (Cinesa).

“El mal que hacen los hombres”, de Ramon Térmens, es un thriller sobre el tema de la corrupción y la maldad humanas, escrito por el director a medias con el propio protagonista, Daniel Faraldo. La acción se desarrolla en una nave industrial abandonada cerca de la frontera entre México y Estados Unidos, donde unos “narcos” mantienen secuestrada a una niña. El film, de argumento minimalista, destaca por su atmósfera y su punto de vista pesimista y ha sido alabado por sus diálogos. La anécdota es que se rodó en el Vallès Oriental pero en inglés.
Intérpretes: Daniel Faraldo, Andrew Tarbet, Sergio Peris-Mencheta, Priscilla Delgado. (Cinesa).

“La corona partida”, de Jordi Frades, es un lujoso telefilm de temática histórica y protagonismo bastante coral que cuenta con un buen reparto y unos escenarios suntuosos. Explica las intrigas de Felipe el Hermoso para gobernar Castilla en lugar de su mujer Juana, hija de los Reyes Católicos y legítima heredera del trono, haciéndola pasar por loca. Al mismo tiempo, Fernando de Aragón intenta por todos los medios impedir que su yerno se haga con el poder. El más listo de todos, sin embargo, es el cardenal Cisneros que mueve los hilos en la sombra. Las intrigas y conspiraciones están bien contadas pero la cinta se hace un poco larga. La curiosidad es que la película es la continuación de la serie de TVE “Isabel”, con los mismos actores.
Intérpretes: Rodolfo Sancho, Irene Escolar, Raúl Mérida, Eusebio Poncela, Ramon Madaula, Úrsula Corberó, José Coronado, Pedro Mari Sánchez, Ramón Barea, Fernando Cayo, Jordi Díaz, Fernando Guillén Cuervo. (Cinesa).

“Jules et Jim”, de François Truffaut, es un clásico de 1962 –aunque en España se estrenó varios años después– y uno de los títulos más conocidos de la “nouvelle vague” francesa. Adapta una novela de Henri-Pierre Roché, publicada en 1953, basada en hechos reales. Narra, en clave de drama, la historia de un triángulo amoroso formado por dos amigos que lo comparten todo y se enamoran de la misma mujer. El film constituye una reflexión sobre el amor y la amistad pero también sobre el arte y la cultura. Truffaut ganó varios premios por su labor como director en la película, entre ellos el del festival de Mar del Plata de 1962 y el de la Crítica italiana de 1963. Además, “Jules et Jim” consagró como actriz a Jeanne Moreau, que años después repetiría con Truffaut en “La novia vestía de negro”. Por su parte, Oskar Werner coincidió de nuevo con el director en “Farenheit 451”.
Intérpretes: Jeanne Moreau, Oskar Werner, Henri Serre, Marie Dubois. (Filmoteca, Club Catalunya, miércoles noche, VOSE).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook