REPORTAJE

El Parc de Vallparadís, libre de líneas eléctricas

19.02.2016 | 07:47
El Parc de Vallparadís, libre de líneas eléctricas

Eran sobre las ocho de la mañana de ayer cuando los tempraneros deportistas que a esas horas practicaban "running" en la parte sur del Parc de Vallparadís se veían obligados a modificar su ruta por el Torrent de la Font d'en Sagrera. La razón es que una docena de operarios habían cortado esta zona del parque para llevar a cabo una misión de alto voltaje. Retirar la última línea eléctrica que cruzaba el gran pulmón verde de la ciudad.

No tardaron demasiado. Apenas media hora fue suficiente para que los 200 metros de cables que sobrevolaban el parque desde la calle de Morella a la de Vallparadís desaparecieran como por arte de magia. Desde un punto de vista eléctrico, la línea unía dos barrios, el del Segle XX y Can Palet. Pasaba cerca de la carpa donde cada año se celebra el concurrido Pícnic-Jazz. Así que en la próxima edición de esta cita musical (el día 13 de marzo) ya no habrá (si es que alguna vez lo hubo) quien pudiera, echando la vista al cielo, imaginar que esos hilos eléctricos eran algo así como un pentagrama de altura.

Operación
"Que el parque quedara libre de cables eléctricos era una antigua reclamación del Ayuntamiento, con el que nos hemos coordinado para llevar a cabo la actuación", explica Lluís Ferrer, responsable en Endesa de la red de media y baja tensión del Vallès Occidental.

Tras acabar con los cables que sobrevolaban el parque, los operarios se pusieron manos a la obra para hacer caer a un gigante. La torre metálica de doce metros de altura situada en el área de Can Palet. Sin demorarse, fueron cortando la base de la torre por distintas partes. La inestabilidad que empezaba a manifestar la estructura debido a las "heridas" ocasionadas se solventó con la ayuda de una grúa, que recogió la torre a tiempo, e hizo que pasara de su habitual posición erguida a un plano horizontal.

"Esta intervención mejorará el paisaje urbano, porque las torres y los cables que traspasaban el parque causaban un impacto visual. Además, la obra se produce en un punto estratégico de Vallparadís, donde se organizan muchos encuentros ciudadanos, como el propio Pícnic-Jazz", declaró ayer el teniente de alcalde de Territori y Sostenibilitat, Marc Armengol.

Mejoras
Pero la retirada de la línea de media tensión del verdoso Parc de Vallparadís no ha sido flor de un día. De hecho, la tarea comenzó hace unos meses, en abril del año pasado. Desde entonces, y para hacer posible la acción de ayer, Endesa ha ejecutado conexiones adicionales en diferentes puntos de Terrassa, ha canalizado unos 30 metros de cable de doble circuito en media tensión y ha instalado una nueva cabina en la calle de Morella (Can Palet), más segura y con menos riesgo de incidencias.

La semana que viene, concluirán las obras en el Parque de Vallparadís, puesto que queda por desmontar otra torre metálica de doce metros de altura y dos soportes de madera. La existencia de un muro que tendrá que derribarse no permitió que los trabajos terminaran ayer.

La inversión de Endesa para acabar con la última línea eléctrica que transcurría por el parque ha sido de 16 mil euros. En 2008 ya hubo una destacable actuación de la compañía en la parte sur del área verde que permitió soterrar cinco líneas eléctricas aéreas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas