Sucesos

Intentan atracar una tienda y ya estaba cerrada

18.02.2016 | 04:21

Aparcaron el coche a las puertas de la tienda de telefonía. Salieron del vehículo dos encapuchados, resueltos a entrar en el establecimiento. Pero estaba cerrado al público, con un pasador por dentro, con un cerrojo. No pudieron cometer el atraco que pretendían, y volvieron al coche. Y emprendieron la huida ante la estupefacción de testigos. Pasó el lunes por la noche en la avenida de Jacquard, en el tramo de Cementiri Vell.
La tienda de telefonía móvil cierra al público a las 8.30 de la tarde, y los empleados, cuando llega la hora, más o menos, clausuran la puerta del local desde dentro con un pasador, mientras acaban sus quehaceres. La abren si tiene que salir algún cliente que aún permanezca en el comercio.
El lunes no alteraron la costumbre, por fortuna. Hicieron lo mismo, y eso les salvó de un atraco, mas no del sobresalto que les ocasionó el asalto frustrado, la tentativa de unos encapuchados.
Eran las 8.45 cuando un vehículo, un Volkswagen Polo plateado, se detuvo de golpe junto al establecimiento. A esa hora, en que los comercios apuran su jornada, varios transeúntes caminaban por la avenida de Jacquard.
Y vieron salir del automóvil a dos individuos embozados, con la cabeza cubierta por capuchas, con tapabocas y gafas de sol. Apenas se vislumbraba su tez blanca.
Los ladrones, dos encapuchados, no pudieron abrir la puerta porque los empleados habían echado el cerrojo
Ambos vestían sudaderas, parece que grises, y se les apreciaban bultos en sus ropas, como si guardasen algunas armas. Llevaban las manos en los bolsillos, pero uno de ellos sacó una para abrir la puerta de la tienda. Para intentarlo, en realidad, pues no pudo. Empujó, y nada; tiró, y nada. Tiro errado.
Pocos segundos duró el robo abortado, pues los asaltantes, visto lo visto, volvieron grupas, desandaron el corto trecho andado y se introdujeron de nuevo en el coche. Tuvieron que abatir un asiento para que uno de ellos se acomodase.
huida
Allí, al parecer, les esperaba un tercer delincuente al volante del turismo, un Polo de tonos plateados, de matrícula antigua, con el que los atracadores se dieron a la fuga por la avenida de Jacquard, en sentido Este. Se desconoce si giraron a la derecha por la calle de Colom o continuaron por la carretera de Castellar hacia la rotonda de la Dona Treballadora. Tras saber de la intentona de robo por unos testigos, dotaciones policiales buscaron a los sospechosos, pero no consta que los localizasen.
Los Mossos d´Esquadra de la comisaría de Terrassa investigan el robo con violencia e intimidación en grado de tentativa. El atraco que no fue porque en la tienda había un cerrojo pasado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook