El gobierno cree que el modelo comercial resulta "equilibrado"

18.02.2016 | 04:22
Los tenientes de alcalde Miquel Sàmper y Amadeu Aguado, durante la rueda de prensa.
Los tenientes de alcalde Miquel Sàmper y Amadeu Aguado, durante la rueda de prensa.

El teniente de alcalde de Cultura, Innovación y Proyección de la ciudad, Amadeu Aguado, sostuvo ayer que el bipartito ha hecho una apuesta decidida -"reflejada en el plan de mandato", dijo- por el comercio de proximidad. Aguado indicó que en la actualidad el modelo comercial de Terrassa es "equilibrado y asumible", en referencia a la relación que existe entre las tiendas de proximidad y las grandes o medianas superficies comerciales, cuyas aperturas o anuncios de las mismas se han sucedido en los últimos meses. Y también comparando la realidad de Terrassa con la de otras ciudades catalanas de características similares, como Reus o la propia Sabadell.

Aguado consideró que la apertura de nuevos supermercados en la ciudad "ha venido de golpe", pero que las cadenas "se han establecido allí donde el Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM) ya reservaba para fines comerciales. Aguado apostilló que "el POUM era ya restrictivo en este sentido."

Herramientas
El representante municipal también indicó que en la reunión que la semana pasada mantuvo el alcalde Ballart con el conseller de Empresa i Coneixement, Jordi Baiget, el equipo de gobierno manifestó "inquietud por el futuro, no por la realidad actual" que pueda darse sobre la llegada de nuevas superficies comerciales a Terrassa. En este sentido, Aguado insistió en reclamar a la Generalitat -como ya hizo el ejecutivo local durante la mencionada reunión- "más capacidad de decisión para los ayuntamientos" ante el desembarco en las ciudades de esas grandes superficies.

Precisamente, el teniente de alcalde de Desarrollo Económico, Industria y Ocupación, Miquel Sàmper, anunció que el equipo de gobierno presentará una propuesta de resolución en el próximo pleno municipal para "pedir al Govern de la Generalitat que reactive la normativa a fin de que los Consistorios tengan más legitimidad para regular sobre el sector comercial". Sàmper apuntó que "la realidad del comercio en Terrassa, por ejemplo, es distinta a la de Badalona".

En la rueda de prensa, Aguado también explicitó la intención del ejecutivo de incorporar, al presupuesto de 2016, un incremento de entre el 15 y el 20 por ciento a la actual partida destinada a la dinamización del comercio de proximidad. Asimismo, el teniente de alcalde se refirió a la intención de elaborar, en el marco de la recién creada mesa del comercio local, un estudio socioeconómico de la realidad de Terrassa en el ámbito comercial.

Ayer mismo, Cecot también hizo una alusión expresa a la necesidad de hacer una radiografía actual del sector en la ciudad. El diagnóstico, según la patronal, debería incluir aspectos como el número de locales vacíos que existen en Terrassa sobre el total de establecimientos, los flujos comerciales o el grado de deslocalización de las compras, así como la capacidad para atraer compradores tanto de dentro como de fuera de la localidad.

Según Cecot, el estudio debería desembocar en la confección de un plan general consensuado con los agentes sociales y sectoriales que sirviera para determinar el modelo de ciudad comercial que se quiere para el futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas