El cartel de la Fira Modernista retrata el movimiento obrero

12.02.2016 | 12:04
El cartel que presidirá la Fira Modernista de este año, ayer, en su puesta de largo oficial.
El cartel que presidirá la Fira Modernista de este año, ayer, en su puesta de largo oficial.

El patio del Museu de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya (mNACTEC) acogió ayer por la mañana la primera exposición pública del cartel de la XIV edición de la Fira Modernista, que este año se dedicará al movimiento obrero y se celebrará entre los días 6 y 8 de mayo. Así lo muestran los trazos del reclamo gráfico elegido, que ha sido obra del estudio terrassense Icònica bajo la batuta creativa de su director artístico, el diseñador Marc Andrés.

El cartel muestra en primer plano las figuras de dos obreros de principios del siglo XX. Y, de fondo, el propio edificio del mNACTEC, que en la época pujante de la Terrassa industrial fue la fábrica Aymerich, Amat i Jover, antiguo vapor textil lanero de la ciudad, cuya construcción dirigió el arquitecto modernista Lluís Muncunill.

Inspiración
El diseñador Marc Andrés explicó durante la presentación que para crear el cartel, Icònica se ha inspirado en el pintor Ramon Casas, que durante la época del modernismo "retrató la vida bohemia, pero también la más cotidiana, la que correspondía a la clase obrera".

Andrés indicó que uno de los objetivos era que la pieza reflejara el patrimonio modernista de la ciudad, "que queda representado con la presencia de la fábrica que hoy acoge el Museu de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya", dijo.

En el patio de este centro patrimonial e histórico de Terrassa también estuvo ayer el teniente de alcalde de Cultura, Innovación y Proyección de la ciudad, Amadeu Aguado, así como una nutrida representación de la comisión de seguimiento de la Fira Modernista.

En un breve discurso, Aguado destacó que la presentación del cartel "significa el pistoletazo de salida" del esperado acontecimiento y anunció que los trabajos para determinar la programación de la feria continúan.

El teniente de alcalde avanzó, eso sí, que el fin de fiesta del evento se celebrará en el patio del mNACTEC y que tendrá relación con el tema monográfico de la feria, es decir, con el movimiento obrero de finales del siglo XIX y principios del XX. Alumbrando el nacimiento de la vistosa obra también estuvo el director del mNACTEC, Jaume Perarnau, que aprovechó la oportunidad para mostrar "el orgullo que siente de que en el cartel de la Fira Modernista de este año aparezca el edificio de la fábrica Aymerich, Amat i Jover". A su vez, Perarnau vinculó la llegada del movimiento obrero (al que se rendirá homenaje en la ciudad durante tres días de mayo) al crecimiento urbano y social que experimentó la Terrassa modernista.

Cita referente
Las trece ediciones que la feria lleva a sus espaldas hacen que la cita se haya convertido en todo un referente en Catalunya. Durante tres días, la ciudad se transporta en el tiempo para retornar a los inicios del siglo pasado. Los vestidos antiguos toman las calles y las actividades para todos los públicos convierten a la Fira Modernista, a las puertas ya del verano, en una auténtica fiesta mayor de la primavera.

El año pasado, el acontecimiento hizo que terrassenses y visitantes revivieran la creativa época de la Belle Époque. La figura más recordada del evento fue la de Josep Oller, el egarense que creó el Moulin Rouge, la célebre sala de espectáculos parisina.

En 2015, Oller regresó en tren a Terrassa, en lo que se convirtió en el arranque oficial de la feria. Especialmente recordado también fue el encuentro anual de puntaires, que reunió a 1.702 aficionadas a este arte -la mayoría eran mujeres- el domingo por la mañana en el tramo sur de la Rambla d'Ègara.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas