Del robo de cobre a los fallos en el sistema informático

10.02.2016 | 07:55
La estación de Terrassa sufrió retrasos importantes en el paso de trenes.
La estación de Terrassa sufrió retrasos importantes en el paso de trenes.

El de ayer es el problema más reciente de todos los que han afectado a Rodalies en los últimos años. Sin ir más lejos, en 2015, hubo hasta tres incidentes graves. En diciembre, un robo de cable de cobre en Santa Perpètua de la Mogoda provocó cortes en diversas líneas. Sólo unos meses antes, en septiembre, la avería de un tren en un túnel de Barcelona afectó a 40 mil usuarios. Aunque, tal vez, el percance más recordado fue el que en mayo trastocó los planes de más de 80 mil viajeros debido a un fallo en el sistema informático con el que Adif controla la red de cercanías en Catalunya.

Todo pese a las proclamadas inversiones de Fomento y a la buena sintonía mostrada entre la ministra Ana Pastor y el anterior conseller de Territori, Santi Vila. De hecho, Pastor anunció en mayo la inversión de 400 millones para Rodalies.

Cabe recordar que los problemas que causó la llegada del AVE a Barcelona fueron un motivo para que, en 2007, la Plataforma pel Dret a Decidir convocara una manifestación en Barcelona en favor de la soberanía en materia de infraestructuras. Una protesta considerada como la primera gran visualización social del más reciente movimiento independentista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook