El andén espectral

10.02.2016 | 07:55

La estación de Vilanova Bifurcació, donde ayer comenzó el incendió que detuvo la circulación de trenes por los túneles ferroviarios de Barcelona, se construyó a principios de los años setenta. Ubicada en la avenida de la Meridiana, en las inmediaciones del Teatre Nacional de Catalunya, la estación nunca entró en servicio. La parada de Vilanova Bifurcació se encuentra justo entre las estaciones de Sants y el Clot-Aragó. Los viajeros aún pueden intuir un andén espectral (el otro fue destruido) cuando viajan en tren entre ambas. Vilanova Bifurcació debía ser el final de línea para los trenes de Cercanías de la época, y así se hubiera convertido en una de las instalaciones ferroviarias de referencia en Barcelona. Pero al final se descartó su uso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook