Acusan a un hombre de abusar de una niña

10.02.2016 | 07:58

Ocho años de prisión. Esa es la pena que pide el fiscal para un hombre acusado de abusar de una menor, la hermana de su novia.
Dice el Ministerio Público que el procesado llevó a cabo los abusos sexuales "durante el verano de los años 2005 o 2006" de forma continua y sucesiva, y que la víctima, que vivía con la pareja, contaba "7 u 8 años de edad". Añade el escrito de acusación que el hombre incitaba a la niña a masturbarle y a practicar sexo oral, y que llegó a meterse en su cama para realizar allí prácticas sexuales. El acusado se aprovechaba "de su ascendencia sobre la menor por la edad de la misma y su relación de convivencia familiar", y que por ello la obligaba "a realizar estos actos", dándole instrucciones sobre cómo debía hacerlo.

La niña sufrió secuelas. Según la calificación del Ministerio Público, ha padecido sintomatología postraumática, "como la sensación de ver al procesado por la calle". A ello se sumó el "malestar psicológico" y síntomas fisiológicos tales que aceleración cardíaca. Agrega el fiscal que la menor evitaba determinados lugares "por miedo a encontrarse con el procesado".

El sumario lo tramitó el juzgado de instrucción número 3 de Terrassa, que procesó al encausado en julio del 2014. Un año antes otro juzgado, el número 1, había acordado su libertad, pero también una medida cautelar: la prohibición de aproximarse a menos de mil metros de la víctima, y de comunicarse con ella. La Direcció General d'Atenció a la Infància i Adolescència (DGAIA) de la Generalitat asumió la tutela de la chica y en base a esa representación ha reclamado en su nombre la indemnización que pudiera corresponderle.

La acusación pública considera al reo autor de un delito de abuso sexual y solicita al tribunal que lo condene a una pena de ocho años de prisión. La sección quinta de la Audiencia Provincial de barcelona tiene previsto juzgar hoy al acusado. El fiscal ha solicitado que la víctima no declare en el juicio y que para valorar su testimonio se reproduzca la comparecencia que efectuó en marzo del 2014. Y si tiene que testificar, reclama que lo haga de forma que se impida la confrontación visual con el procesado, en otra sala que no sea la de la vista. Cuatro psicólogos han sido llamados a deponer como peritos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook