La policía tailandesa tiene pruebas de ADN y testigos que incriminan a Segarra

09.02.2016 | 09:57
El terrassense Artur Segarra (c), principal sospechoso del asesinato del empresario español David Bernat, a su llegada ayer a Bangkok escoltado por soldados tailandeses, tras ser entregado por las autoridades de Camboya, país donde fue detenido el domingo. EFE
El terrassense Artur Segarra (c), principal sospechoso del asesinato del empresario español David Bernat, a su llegada ayer a Bangkok escoltado por soldados tailandeses, tras ser entregado por las autoridades de Camboya, país donde fue detenido el domingo. EFE

La Policía tailandesa aseguró hoy que dispone de pruebas de ADN y declaraciones de testigos que permiten incriminar al terrassense Artur Segarra como responsable del asesinato en Bangkok del ejecutivo David Bernat.
El sospechoso "había preparado bien" el crimen, aunque dejó "rastros" de sus actos, apuntó el general de la Policía Panya Mamen, jefe de la investigación criminal, tras una reunión con su equipo en la sede de la Policía Metropolitana de Bangkok.
Un equipo forense examina pruebas "importantes", cuyos resultados serán conocidos en 48 horas, aunque eludió especificar donde fueron halladas dichas muestras.
Panya remarcó que las versiones obtenidas de una decena de testigos y conocidos de Segarra concuerdan entre ellas.
La policía sospecha que Segarra actuó en solitario cuando asesinó, descuartizó y arrojó los restos de Bernat al río, pero cree que en la trama de extorsión a la víctima podría haber más implicados, añadió Panya.
"Estamos siguiendo los rastros dejados en las transferencias de dinero (...) No descartamos que hubiera movimientos a cuentas de terceros", apuntó el oficial que lidera la investigación criminal tras una reunión con el equipo.
Segarra se reunió este martes con representantes de la embajada de España en Bangkok, a quien solicitó un intérprete para los interrogatorios, mientras las autoridades tailandesas no esperan "nada" significativo de las declaraciones del imputado.
La Corte Penal emitió el lunes una orden de arresto contra el sospechoso al que acusa de asesinato premeditado y ocultación de pruebas, entre otros cargos.
Segarra fue detenido el domingo en Camboya, donde había huido dos días antes, y devuelto ayer a las autoridades tailandesas, ante las que se declaró inocente de los cargos si bien admitió que conocía a la víctima.
La policía prevé registrar de nuevo hoy el apartamento del sospechoso y la casa en la que, presuntamente, habría retenido y asesinado al ejecutivo, en busca de más pruebas que permitan determinar si tuvo colaboradores.
Al registro irán con la novia de Segarra, Pridsana Saenubon, quien declaró que no conocía a la víctima tras ser detenida e interrogada por la policía un día después de que el presunto responsable del crimen huyera del país.
Por el momento, Pridsana no ha sido imputada y se la considera como testigo en el caso, según dijo el jefe de la investigación policial.
En la misma situación está un amigo de la mujer al que se vio en imágenes de cámaras de seguridad en una camioneta junto con Segarra mientras este retiraba dinero de distintos cajeros automáticos.
El cadáver de Bernat, un consultor español de unos 40 años y que desapareció hace unas semanas, apareció desmembrado en al menos siete partes a finales de enero y principios de febrero en distintas zonas del río Chao Phraya, que cruza la capital tailandesa.
El equipo forense determinó que la víctima falleció por asfixia entre el 25 y el 27 de enero.
La policía tailandesa cree que Bernat fue secuestrado y extorsionado con el objetivo de lograr acceso a sus cuentas bancarias en Singapur.
La investigación detectó "movimientos de grandes cantidades de dinero" desde las cuentas de Bernat hacia bancos en España y Tailandia, entre las que se encontraría la cuenta de Segarra, que según la prensa local habría recibido unos 900.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook