SUCESOS

Un motorista ebrio cae ante un policía local

09.02.2016 | 04:21

Multiplicó por cuatro, y algo más, la tasa máxima de alcoholemia. Había caído al suelo con su moto en presencia de un agente de la Policía Municipal el sábado por la tarde en el paseo del Vint-i-dos de Juliol, y acabó imputado dados los niveles de embriaguez detectados.

Eran las siete de la tarde cuando el policía observó que la moto no respetaba la delimitación con vallas que había sido establecida en el paseo para que los coches no circulasen debido a la Rua del Carnestoltes. El agente vio también que el motorista se tambaleaba y caía al suelo. Fue a atenderlo, y no se tenía en pie. El guardia contactó con su central; el conductor rechazó la atención médica a pesar de que presentaba heridas en la pierna y la mano izquierdas.

Diligencias penales
Le hicieron la prueba de alcoholemia. Sopló primero en el aparato orientativo, y dio un resultado de 1,08 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Luego repitió las pruebas en el alcoholímetro de precisión, en dependencias policiales, y las tasas fueron aún más altas: una de 1,15 y otra de 1,16. Más de cuatro veces el nivel máximo permitido en la conducción, que es de 0,25 miligramos. La policía abrió diligencias penales al motorista por un delito contra la seguridad del tráfico, y una grúa de Egarvia se llevó el vehículo.

Un motorista resultó herido en un brazo en un accidente ocurrido el domingo por la mañana en la calle de Galileu, en Ca n'Aurell. Al parecer, la víctima cayó de manera fortuita.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook