Ana Pastor dice que las obras del túnel del IV Cinturó empiezan ya

07.02.2016 | 04:21
Josep Rull, junto al secretario de infraestructuras, Ricard Font, durante la reunión con Ana Pastor.
Josep Rull, junto al secretario de infraestructuras, Ricard Font, durante la reunión con Ana Pastor.

En la entrevista que el conseller de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull, mantuvo ayer con la ministra de Fomento, Ana Pastor anunció que las obras del túnel del IV Cinturó que se construye en Olesa arrancan la próxima semana, Los trabajos, por lo tanto, recuperarán ritmo después de varias semanas de baja actividad en el tramo Olesa-Viladecavalls, que suma 8 años de intermitencia.

Así lo anunciaba ayer el egarense Josep Rull en su cuenta de Twitter, donde explicaba que la delegación catalana le ha pedido al Ministerio de Fomento que avance el calendario de las obras y termine el tramo "en 2018 como muy tarde". La última previsión de Fomento es que los trabajos, que incluyen la construcción de un doble túnel de algo más de un kilometro de longitud en Olesa y un gran nudo de comunicaciones en Viladecavalls, estén listos en 2019.

La entrevista del conseller con la ministra Pastor, la primera de la legislatura catalana, se produjo el día después de que una plataforma integrada por el sector económico, instituciones y entidades presentara un informe del retorno económico y medioambiental que el IV Cinturó, o Ronda del Vallès, tendrá cuando entre en servicio. El estudio, impulsado por la patronal Cecot, la Diputació de Barcelona, y apoyado por la Generalitat, los ayuntamientos de la zona y empresas como Mercadona o Volkswagen, afirma que el eje viario tendrá un impacto positivo en la economía catalana de 252 millones, reducirá en 6.700 toneladas las emisiones de CO2 y rebajará la accidentabilidad.

El traspaso de Rodalies
La red ferroviaria concentró ayer buena parte del encuentro entre la conselleria de Territori y el Ministerio de Fomento. Durante el mismo, Josep Rull pidió a Ana Pastor el traspaso íntegro de las líneas de Rodalies R1, R3 y R4. "Queremos tener el control de los trenes, de las vías, de las estaciones y de las catenarias; de la red, en suma", dijo ayer el conseller. "No queremos dar las culpas a Madrid" del mal funcionamiento de los trenes de cercanías de Renfe, "sino asumir nosotros la responsabilidad de dar un mejor servicio. Aueremos dar la cara y asumir riesgos".

En la comparecencia del conseller de Territori i Sostenibilitat prevista para el próximo 22 de febrero, Rull hará pública la propuesta de traspaso, prevista en la Ley Ferroviaria Estatal y en el Estatut de Catalunya, informaban ayer desde la consellería. "Estamos dispuestos a hablar a fondo", insiste el miembro del Govern, tanto de la dotación económica que debería acompañar el traspaso como del operador de la infraestructura, la compañía Renfe.

Durante la reunión con Ana Pastor, el conseller recordó que sólo se han ejecutado un 2% de los 306 millones de euros que el Ministerio de Fomento acordó invertir en actuaciones prioritarias y que debían estar listas en 2015. De los 4 mil millones previstos en el Pla de Rodalies, sólo se ha ejecutado un 10 por ciento.

.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook