Queda solo en un tren en vía muerta y llama a la policía

05.02.2016 | 04:21

Pasó el miércoles en el Metro del Vallès, en Ferrocarrils. A eso de las cinco la Policía Municipal recibió una llamada derivada desde el 112: un pasajero del ferrocarril pedía ayuda; había subido a un tren, al parecer en la estación de Vallparadís-Universitat, y era el único usuario. Esa circunstancia, la de la soledad en un vagón, se antoja habitual en algunos trenes, pero lo que escamó al protagonista de la historia fue que el convoy, luego de ponerse en marcha, se detuviese en lugar desacostumbrado para un pasajero: en una especie de vía muerta, en un túnel lóbrego. No había nadie más, y nadie contestaba a sus requerimientos, al timbre del socorro, según contó el hombre a la policía. No sabía dónde estaba, y llevaba media hora reclamando atención sin éxito.

Un agente de la Policía Municipal realizó las gestiones, habló con un responsable de Ferrocarrils y el pasajero, de 57 años, fue encontrado en un vagón parado en Can Roca. Al fin, le abrieron las puertas, y pudo respirar aliviado.

Nadie contestaba, y él necesitaba llamar la atención porque estaba solo del todo en un vagón de tren que también estaba solo, parecía, en una vía muerta. Al final, el pasajero, tras una hora de espera, y con la intervención de la Policía Municipal, fue rescatado. Le abrieron las puertas del convoy y salió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook