Dijous Gras fue una fiesta

06.02.2016 | 04:22
Dijous Gras fue una fiesta

"Més tard o més matiner, Carnestoltes, dins del febrer", reza el refranero popular. Este año se cumple el dicho con un Carnestoltes madrugador, aunque pese a este invierno primaveral que nos ha estado acompañando en las últimas semanas, todo apunta a que va a ser un Carnestoltes con frío. Los más pequeños de la casa lo pudieron comprobar ayer, durante la fiesta de Dijous Gras celebrada (por cuarto año seguido) en el Parc de Sant Jordi.

Diferentes alumnos y usuarios de escuelas y entidades de la ciudad de edades variadas se reunieron desde las 9.30 de la mañana y las 12.30 del mediodía en este espacio de la ciudad, para disfrutar de las actividades organizadas. En total, la fiesta fue seguida por cerca de 900 niños procedentes de las escuelas El Vallès, El Vapor, Lanaspa, Maria Auxiliadora, Pere Viver, President Salvans, Escola Bressol Giravolt, Llar d'Infants El Cargol, Escola Bressol Pessigolles, Llar d'Infants Plançons, Llar d'Infants Virolai, y las entidades Fupar y Prodis.

Franja de edades
Niños desde P2 hasta cuarto de primaria pudieron participar en los talleres, espectáculos y juegos organizados por edades. Fue precisamente el hecho de agrupar a los participantes por edades una de las novedades y uno de los aciertos de la convocatoria. Así lo reconocía Mireia Gabaldà, integrante de La Mascarada, el colectivo organizador del evento, cuando ya era evidente que el nuevo sistema permitía evitar las aglomeraciones que se experimentaron en ediciones pasadas.

De este modo, los más pequeños pintaban el mural o las sardinas que se les entregaban para utilizar en el Dimecres de Cendra, o se maquillaban... Con talleres semejantes se entretuvieron los alumnos de ciclo inicial, o bien pintando máscaras.... Mientras tanto, los más grandes se reunían en la zona de pícnic participando en una gimcana o participando en un trivial de temática carnavalesca; de hecho, todos los talleres tenían el Carnestoltes como leitmotiv. En ellos colaboraron la escuela Vilamanyà y el IES Montserrat Roig.

Los espectáculos también fueron madrugadores, ya que mientras Cesc Serrat (pregonero de Carnestoltes este año) explicaba y cantaba sus historias en el escenario de la Era del parque ante alumnos de P5 y primeros cursos de primaria, Sara Fuente y el payaso Titipó entretenían al mismo tiempo a los más pequeños.

El inicio de este XXXIX Carnestoltes de Terrassa culminó con la fiesta celebrada con la llegada del Excel·lentíssim i molt Honorable Emissari de Sa Majestat El Rei del Carnestoltes y su séquito personal.

El emisario se mostró de lo más políticamente incorrecto (algo que de hecho suele ir asociado siempre con el Carnaval) haciendo que sus espectadores se lamieran las orejas y la nariz los unos a los otros. En su escueto discurso, les aseguró que éstas son fechas en las que "hemos de hacer poco caso a todo y hacer todo lo que no se puede hacer durante el resto del año." También les invitó a prepararse a fondo para participar en las comparsas de los desfiles de carnestoltes, este fin de semana en la ciudad. La fiesta final, con todos los participantes reunidos, incluyó un espectáculo de marionetas de Sara Fuente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas