La biopsia líquida marca el futuro del "ultradiagnóstico" del cáncer

02.02.2016 | 04:21
El análisis de fluidos corporales puede dar aún más información.
El análisis de fluidos corporales puede dar aún más información.

La investigación y la medicina personalizada son dos herramientas importantísimas en el tratamiento de un tumor cancerígeno. Y uno de los grandes avances para mejorar el diagnóstico y seguimiento de un tumor es hoy día la biopsia líquida, una técnica que abre sorprendentes posibilidades en la lucha contra el cáncer. El próximo jueves, 4 de febrero, se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer, una jornada que vuelve a poner sobre la mesa la prevención pero también las armas para combatir la enfermedad.

Que un mismo tumor se puede comportar de distinta manera en cada paciente es un principio ya casi ancestral del abordaje oncológico. Sin embargo, en los últimos años se viene reconociendo que, en un mismo paciente y dentro del mismo tumor, se producen alteraciones moleculares diferenciales y específicas, que generan zonas genéticamente distintas y que pueden precisar de enfoques terapéuticos diferentes. La trascendencia clínica de este concepto de heterogeneidad intra-tumoral está solo empezando a conocerse en la actualidad. En este contexto, "la biopsia líquida permite hacer un 'ultradiagnóstico' genético, es decir, una completa representación de la heterogeneidad que puede presentar un tumor en un momento dado", explica la doctora Gema Moreno-Bueno, jefa del Laboratorio de Investigación Traslacional de MD Anderson Cancer Center Madrid. La biopsia líquida es una técnica especialmente novedosa que se basa en la obtención de material biológico para análisis molecular mediante la extracción de fluidos corporales. Los expertos creen que esta herramienta servirá para mejorar el diagnóstico de cualquier tumor frente a un tratamiento, y estimar sus probabilidades de metástasis.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook