PLENO MUNICIPAL DE ENERO

El Plan de Seguridad se abre a la participación

01.02.2016 | 04:21
Maria Sirvent, portavoz de la CUP.
Maria Sirvent, portavoz de la CUP.

El debate sobre el modelo policial de Terrassa se saldó en el pleno con un amplio catálogo de reconocimientos a la labor de la Policía Municipal y el acuerdo de que el Plan de Seguridad Ciudadana y el Plan Director irán precedidos de un proceso de participación.

La propuesta de la CUP, secundada por TeC y ERC-MES, prosperó parcialmente, justo en los acuerdos que definen la metodología a seguir: Una diagnosis de la situación de la seguridad en Terrassa, la convocatoria del Consejo Municipal de Seguridad Ciudadana, abierto a la población, y unas jornadas populares sobre el modelo se seguridad y el policial.

Durante la sesión, la oposición acusó al gobierno de presentar un borrador de plan "parcial y precario -dijo Carles Caballero de ERC-MES-. Lo más preocupante es que digan que es el resultado de cuatro meses de trabajo, que la diagnosis ocupe un dina4 y que no recoja ni los compromisos del programa del PSC, como la disolución del GIE".

Maruja Rambla, concejal de Seguridad, respondió que la aprobación de los planes de Seguridad Ciudadana y Director de la Policia ya prevén un proceso de consultas y participativo, y criticó a la oposición por denunciar que esos documentos carecen de una base documental sólida. "Léanse las memorias de los Mossos y de la Policía Municipal y los informes de Ensenyament sobre absentismo escolar. Los datos existen, pero si no les gustan los planes no puedo hacer mas".

Junto a la propuesta para reformular el modelo se seguridad local mediante un proceso participativo, el pleno vio el jueves otra moción de apoyo a la Policía Municipal fusionada a partir de las propuestas iniciales del gobierno (PSC y CiU), por un lado, y de C,s y PP, por otro.

El documento, que reconoce la labor de la Policía Municipal y defiende los valores de la libertad de expresión y la seguridad ciudadana, permitió a los partidos fijar posiciones sobre la demanda presentada por 15 policías municipales contra la portavoz de la CuP, Maria Sirvent, a la que acusan de calumnias e injurias en el pleno del pasado mes de julio.

PP, C,s, PSC y CiU hicieron un elogio expreso de la labor policial. También ERC-MES y TeC quisieron disipar cualquier duda sobre su respeto a la institución en su conjunto. "La libertad y la seguridad son construcciones colectivas -dijo Xavier Matilla-. La Policía Municipal desarrolla funciones decisivas. En ningún momento las hemos puesto en duda ". El republicano Carles Caballero fue más allá al puntualizar que "nosotros no cuestionamos la Policía Municipal, cuestionamos al gobierno porque está en medio y eso es no estar en ningún lado". Ambos acusaron directamente al alcalde Jordi Ballart, ausente ayer del pleno por motivos de salud, de "afrontar el debate sobre el modelo policial "con ocurrencias, y doy fe de ello -dijo Caballero- como las cámaras para los agentes".

Ante la atenta mirada de varios agentes situados entre el público, la portavoz de la CUP, Maria Sirvent, reivindicó sus palabras en el pleno de julio apelando al derecho a la libertad de expresión. "Las repetiríamos", dijo, para mencionar de nuevo "los casos de Jonathan Carrillo, las cargas del 15M y las intervenciones en el Atenèu Candela. No representan toda la Policía Municipal, pero (los hechos) pasaron", afirmó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook