Cuadruplica la tasa máxima de alcoholemia 

30.01.2016 | 04:22

El conductor de un vehículo multiplicó ayer por cuatro la tasa máxima de alcoholemia permitida. Lo pudo parar en la avenida de Béjar una dotación de la Policía Municipal que le seguía los pasos porque había colisionado con un bolardo (pilona) en la plaza del Progrés. Avisó del accidente un testigo. Unos agentes locales encontraron el vehículo en la confluencia de la Ronda de Ponent con la avenida de Béjar. Y le hicieron señales al conductor para que se parase, pero no se paró. Iba a baja velocidad, pero no se detenía. Un vehículo policial se colocó a su lado y al final el automóvil frenó en la misma avenida de Béjar. Los agentes vieron que el coche tenía desperfectos en su parte frontal. Y que el conductor presentaba signos de embriaguez que las pruebas de alcoholemia confirmaron: dieron un resultado de un miligramo de alcohol. La policía abrió diligencias penales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook