PLENO MUNICIPAL DE ENERO

El Consistorio se despide del concejal Turmo

30.01.2016 | 11:08
Gabriel Turmo, el jueves en su última sesión plenaria.
Gabriel Turmo, el jueves en su última sesión plenaria.

En pocas ocasiones tal abismo ideológico revierte en una muestra de aprecio y amistad tan cálida como la que recibió el portavoz del Partit Popular, el jueves en su despedida del pleno. Gabriel Turmo deja el Consistorio tras 21 años de trayectoria como concejal y un ictus que le obliga a pisar el freno y, muy a su pesar, apartarse de la primera línea de la política.

El edil dio en su adiós una muestra más de terrassenquismo declarando, en su discurso de despedida, un amor incondicional a la ciudad, "la mejor del mundo. No puedo entender mi vida sin Terrassa", dijo.

Turmo deja en el pleno "amistades y grandes vivencias". También el recuerdo de "un buen clima de trabajo y de las relaciones personales". Muy emocionado, el edil popular agradeció su actitud a los alcaldes Manuel Royes, Pere Navarro y Jordi Ballart y reivindicó "el espíritu de consenso que se vivió, por ejemplo, en el Pacto por la Cohesión Social Frente a la Crisis".

"Parece que no eres del PP"
Los portavoces municipales no eludieron la oportunidad de glosar la trayectoria de Gabriel Turmo, Gabi para todos. Incluso los recién llegados, como Xavier Matilla, reconocen valores en el edil más conservador del pleno. "A veces parece que no eres del PP, que eres de centro liberal", bromeó el portavoz de TeC, el alusión a la etiqueta que Turmo siempre reivindica.

Matilla agradeció al portavoz popular su "amabilidad y buen tono". Como el portavoz del gobierno, Alfredo Vega, que siempre ha encontrado "espacios de respeto y compañerismo" en el concejal , a quien eso sí, no perdona "los fallos en los partidos de fútbol de fiesta mayor contra la prensa".

Españolista, constitucionalista y liberal, Turmo está a las antípodas ideológicas de un republicano como Isaac Albert, que lo considera "un amigo". "Eres un tío de derechas, orgulloso de ser español, con quien hemos disfrutado de debates interesantes, ricos y leales".

El broche de la despedida corrió a cargo del portavoz de CiU, el letrado Miquel Sàmper, compañero de despacho de Turmo desde hace décadas. El edil dijo de su colega de profesión que es "el exponente más claro del rigor". Tanto, que ha logrado acuñar en la abogacía local el término "gabiadas" como exponente de su rectitud.

"De cualquier escrito profesional que puede resolverse en un folio Gabi hace un pliego de argumentaciones con referencias a normativa local, autonómica, estatal y legislación internacional si se presta". Dan fe de ello los letrados y también los representantes populares en el pleno donde, eso sí, jamás el concejal Turmo ha osado a comparecer en tejanos y polo de marca. Lo hizo, según reveló Sàmper, el día que los compañeros de despacho decidieron pintarlo. "Llegó de punta en blanco. Digno de un pijo como Dios manda".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook