DIARI DE TERRASSA

El barrio de Montserrat pasa a ser zona 30

30.01.2016 | 04:22
La señalización ya indica la restricción en los accesos al barrio.
La señalización ya indica la restricción en los accesos al barrio.

El jueves 28 de enero el barrio de Montserrat se ha estrenado como zona 30. La actuación, que persigue pacificar el tráfico por el interior del sector y mejorar la seguridad de los peatones, sitúa el emblemático barrio como el tramo 16 de la ciudad donde los vehículos circulan a velocidad limitada a 30 kilómetros por hora.

La restricción afecta especialmente a las calles de Pontevedra y de Badajoz, que recorren de manera perimetral el polígono y las únicas por las que circulan vehículos rodados. El resto del sector es peatonal. En esas vías se ha procedido a la colocación de señalización vertical que informa a la entrada y la salida del barrio de la necesidad de circular como máximo a 30 kilómetros por hora. En esos mismos puntos de acceso, la pintura horizontal refuerza la información.

Doce años
Con la incorporación del barrio de Montserrat a la zona 30 Terrassa suma doce años de implantación progresiva. La campaña empezó en 2004 en el barrio de Can Roca, y en poco más de una década la iniciativa había llegado a diez sectores más: Sant Llorenç, Xúquer, Can Palet II, Guadalhorce, La Cogullada, Cementiri Vell, Can Jofresa, Roc Blanc, Can Parellada y Can Palet de Vista Alegre. Los últimos en sumarse a la zona de restricción han sido los barrios del Segle XX, Vallparadís, el Centre y Can Palet.

En todos los casos, la implantación de la zona 30 persigue reducir la velocidad de los vehículos que circulan por el interior y la periferia de los tramos residenciales. La pacificación del tráfico redunda en una mejor calidad de vida de los vecinos y aumenta la seguridad de los peatones.

EL DATO
2004. Es el año en que se implantó la primera zona 30 en la ciudad, concretamente en el barrio de Can Roca. Desde entonces, quince sectores más se han sumado a la zona restringida, que aumenta la seguridad de los peatones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook