Anna Rius (TeC) dio positivo por error en el control de explosivos

01.02.2016 | 04:21
La concejal de Terrassa en Comú, Anna Rius, fue retenida en el aeropuerto de Barcelona.
La concejal de Terrassa en Comú, Anna Rius, fue retenida en el aeropuerto de Barcelona.

La policía de Israel no está detrás de la experiencia vivida por la concejal de Terrassa en Comú (TeC), Anna Rius, el pasado 20 de enero en el aeropuerto de Barcelona. Así lo aseguran fuentes de la Guardia Civil, uno de los cuerpos que tienen presencia en el aeropuerto barcelonés, que apuntan a que las tres horas de retención e interrogatorio por las que pasó la edil corrieron a cargo de la seguridad privada de la compañía aérea con la que viajaba, El Al Airlines.
La concejal egarense explicó que varios agentes "de la seguridad israelí" hicieron que firmase un documento que daba cuenta de que un miembro "de la policía de Israel" la había estado registrando. Según la Guardia Civil, ese agente de la policía no era tal, sino un componente de la seguridad contratada por la propia aerolínea.

Pero otro factor se sumó, sin que la propia Rius fuera consciente de ello y sin que nadie se lo comunicara, a la situación. La Guardia Civil reveló ayer a este diario que Rius dio positivo al pasar por el detector de trazas de explosivos. Las mismas fuentes indicaron que "los dispositivos para localizar posibles artefactos, igual que los arcos de seguridad, a veces pueden fallar. Parece que éste fue el caso", añaden.

Preguntas
A la concejal de Terrassa en Comú, la sometieron a tres horas de interrogatorio. Rius, uno de los seis representantes de TeC en el Consistorio, se disponía a viajar desde Barcelona hasta Tel-Aviv, en Israel. Desde allí tenía la intención de desplazarse a Nablús (Cisjordania), ya en territorio palestino, donde colabora con varios proyectos solidarios de la asociación Hèlia, de apoyo a las mujeres que sufren violencia de género. Pero cuando estaba en la mesa de "check-in", cuatro personas empezaron a interpelarla durante más de una hora. "Después me dijeron que me dejarían volar, pero ya entonces me aseguraron que seguirían interrogándome, antes incluso de pasar por el control de explosivos. Por tanto, no creo que el hecho de que diera positivo por error fuera la causa de que me llevaran a una sala apartada, a pie de pista, y de que empezaran a preguntarme a dónde iba y con quien, y registraran todo mi equipaje", relata. "Pienso que más bien es una forma que tienen de presionar a las personas que vamos a cooperar a la franja de Gaza o a los territorios ocupados".

Acuerdo
Rius comenta que los miembros de la seguridad que la abordaron no se identificaron en ningún momento. Mientras, la Guardia Civil del aeropuerto concreta que, en el caso de la concejal, se puso en macha "un procedimiento basado en un acuerdo que existe entre España e Israel, por el que Israel no deja operar vuelos en nuestro país si sus compañías aéreas no pueden desarrollar sus propias acciones y medidas de seguridad".
"Es algo que en los aeropuertos puede ocurrir en aquellos vuelos considerados de alto riesgo, como los que tienen por destino Israel o Estados Unidos", afirman.

Rius señala que siempre ha pensado que la situación por la que pasó, era legal. Pero añade: "Una cosa es la legalidad y otra, la ética. No debería vulnerarse así la intimidad de las personas porque quieran viajar a Israel. Cuando a mí me tratan así, ¿cómo deben hacerlo entonces a quien no tenga un pasaporte español?".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook