SALUD

Videojuegos 3D, ¿un peligro para la vista?

26.01.2016 | 04:22
Es importante usar gafas adecuadas para contenidos en 3D y acudir a un experto en caso de malestar.
Es importante usar gafas adecuadas para contenidos en 3D y acudir a un experto en caso de malestar.

Desde que llegaron los videojuegos y se han convertido en el ocio digital preferido de muchos niños (y también adultos) existe una preocupación general, sobre todo de los padres, por la cantidad de tiempo que se dedica a las pantallas. Los profesionales de salud visual, ante el aumento de casos de miopía por el abuso de las tecnologías, también alertan de los riesgos que comportan si no se siguen unas pautas de higiene visual (descanso de la vista cada cierto tiempo, buena iluminación, etcétera.)

Con la aparición de los videojuegos en 3D la preocupación aún es mayor por los riesgos que comporta su uso si no se aplican medidas de protección. Por ello, desde la Fundación Alain Afflelou, especialistas en salud visual, quieren trasladar un mensaje de concienciación y prevención ante los efectos que causan este tipo de videojuegos. ¿Estamos expuestos a un mayor peligro? Elvira Jiménez, óptico-optometrista y máster en investigación clínica, indica, en calidad de portavoz de esta fundación, que las posibilidades de sufrir daños en nuestra visión ante el consumo de videojuegos 3D aumentan en dos tipos de personas: las que ya padecen alguna deficiencia visual (errores refractivos no corregidos, problemas de acomodación o de movimientos oculares…) y en los niños, sobre todo en los menores de 6 años.

"El sistema visual termina de desarrollarse a los 12 años, por lo que a los 6, aunque estos niños ya tienen una visión en profundidad o 3D muy similar a la de un adulto, aún no se ha formado del todo el sistema binocular y de acomodación y, por este motivo, deben realizar un esfuerzo muy elevado para la percepción en 3D", señala. La experta explica que gracias a la visión binocular, el ser humano tiene la capacidad de percibir el mundo en tres dimensiones. Para que esta visión sea posible es necesario que nuestros ojos reciban una imagen por separado y trabajen sincronizados para conseguir unificarla. Este proceso, denominado "convergencia acomodativa", supone un esfuerzo adicional tanto para los ojos como para el cerebro, y puede provocar una serie de problemas. En ocasiones, la exposición a este tipo de videojuegos puede sacar a relucir un problema de visión antes desconocido.

Según el Instituto de Optometría de la Universidad de Illinois, si en el momento en el que se juega sufrimos algún tipo de mareo, nausea o malestar, podemos estar ante los síntomas de estrabismos, forias (desviaciones latentes), ojo vago y entre otras patologías. Una sobreexposición a los videojuegos 3 D desemboca en la fatiga visual y sus efectos: pesadez de ojos, picor o escozor, sequedad ocular, somnolencia, visión borrosa y/o doble, dolores de cabeza y cervicales, alteraciones en los ciclos del sueño e incluso sensación de vértigo.

Para evitarlo, es muy importante el uso de unas gafas especiales que incorporan un filtro de control y no dejan pasar la luz azul de las pantallas hasta nuestros ojos.

CONSEJOS
►Las gafas de percepción en tres dimensiones no están graduadas. En caso de usar unas de corrección óptica es necesario usarlas debajo de las especiales para 3D.

►Mantener una distancia y postura correctas es muy importante a la hora de visualizar contenidos en 3D.

►Humedecer y lubricar los ojos de manera frecuente para que estos estén hidratados y sufran menos daños.

►Jugar en salas con buena iluminación para que el esfuerzo de los ojos sea menor.

►Acudir a un especialista en caso de notar molestias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook