La Marató de Sang 2.0 acaba con más de 500 donaciones

23.01.2016 | 04:21
El Banc de Sang i Teixits de Mútua Terrassa es uno de los que ha participado en la campaña.
El Banc de Sang i Teixits de Mútua Terrassa es uno de los que ha participado en la campaña.

La satisfacción era la sensación generalizada ayer en el Banc de Sang i Teixits de Mútua Terrassa. Desde el viernes pasado, más de 500 personas han pasado por este espacio ubicado en la plaza del doctor Robert, número 5, para tomar parte en la tercera edición de la Marató de Sang 2.0, una cita que ha tenido lugar en los 12 bancos de sangre y tejidos fijos que se encuentran distribuidos por Catalunya.

Aún ayer a última hora de la tarde, la actividad era intensa en esta parte del hospital egarense. Las 514 donaciones que se han registrado representan hasta 106 más que las que hubo en la misma campaña de 2014, cuando en la Marató se recogieron hasta 408 muestras.

El medio millar de donaciones que ha habido el Banc de Sang i Teixits de Terrassa han contribuido a engrosar la cifra de las conseguidas en el conjunto de Catalunya. El jueves pasado, a última hora de la noche, se acercaban a las 5.800, con la vista puesta en el objetivo marcado para este año, que era llegar a un total de 7.000. "El ritmo ha sido de un poco más de mil donaciones por día", comentaba ayer la técnica de promoción del Banc de Sang de Mútua. En esta edición, los receptores (es decir, las personas a las que llega la sangre que, de una forma desinteresada, ofrecen los donantes) han estado en el centro de la semana. Por el Banc de Sang terrassense han pasado desde un enfermo de cáncer, a un joven afectado por hemofilia, además de varias personas que se han sometido a trasplantes de órganos. Todos ellos, son casos médicos en los que la donación de sangre se convierte a menudo en necesaria, incluso, para garantizar la supervivencia.

Primera vez
En este tipo de campañas, uno de los objetivos siempre es atraer a personas que donan sangre por primera vez. "Han venido y también lo han hecho algunas entidades de la ciudad, como Castellers de Terrassa, que acudió el jueves, o Diables Maurina", comenta Bonet, que agradece la ayuda que han recibido de entidades como Creu Roja, con sus voluntarios, además de Oncolliga, que ha buscado tanto a donantes como a receptores.

Una de las novedades -exitosas, por cierto- de esta edición ha sido la existencia de un muro donde los donantes explicaban por qué motivos es necesario dar sangre. Una acción que pueden llevar a cabo todas las personas que tienen entre 18 y 65 años, y pesan más de 65 kilos. Desde la Marató de Donants de Sang 2.0 indican que las mujeres pueden desarrollar este gesto solidario tres veces al año, mientras que los hombres, hasta cuatro. No hace falta estar en ayunas para extender el brazo a la espera de un breve, pero necesario pinchazo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook