HACIA UN NUEVO MODELO POLICIAL

La conciliación entre Sirvent y los policías acaba sin acuerdo

25.01.2016 | 09:17
Miembros de TeC y ERC respaldaron a Sirvent.
Miembros de TeC y ERC respaldaron a Sirvent.

Eran poco antes de las diez de la mañana cuando la concejal de la CUP, Maria Sirvent, entraba en los Juzgados de Terrassa para tomar parte en un acto de conciliación inédito. Por primera vez, un cargo electo que forma parte del pleno municipal egarense, como Sirvent, acudía a los juzgados por una querella interpuesta por quince agentes de la Policía Local. En el trasfondo están las declaraciones que la representante de la CUP hizo en el pleno municipal de julio, cuando pidió la disolución del llamado Grupo de Intervención de la policía, al que acusó de tener "una clara función de represión política de grupo antidisturbios".

El acto de conciliación en sí transcurrió tal y como se esperaba, puesto que las dos partes se ratificaron en sus posturas. En la sala de vistas del juzgado de Primera Instancia número 8 de Terrassa se encontraron, por un lado, la abogada de los agentes y un representante sindical del cuerpo, que invitaron a Sirvent a rectificar en las manifestaciones que expresó en el pleno, y que la policía ha acabado por llevar ante la justicia.

La respuesta, por parte de la edil, la daba la abogada de Sirvent, Montse Vinyet, a la salida del acto de conciliación. "Entendemos que no hemos de matizar o aclarar nada. No hemos desmentido ninguna de las palabras de la concejal, puesto que ella solo llevó a cabo un acto político en el pleno del Ayuntamiento y no existe ningún hecho ilícito en ello", indicaba. "Si los agentes deciden tirar adelante la querella, defenderemos la opinión que María expresó en el Consistorio allí donde haga falta", añadió.

Perspectivas
También durante la mañana de ayer, pocas horas después de que se celebrara el acto de conciliación, el Sindicato de Funcionarios y Policías (SFP) -mayoritario en el cuerpo egarense- ofrecía su propia versión de cómo había ido la cita judicial. Desde la sede de la Policía Municipal, situada en la avenida de las Glòries Catalanes, el portavoz del SFP, Cristian Pérez, confirmaba las posiciones distanciadas que se habían dado en el acto de conciliación en sí, aunque el representante sindical afirmaba que "se ha abierto un pequeño canal de diálogo para intentar buscar un consenso".

Pérez se refirió así a las palabras que él mismo mantuvo con la concejal de la CUP después de que se celebrara la propia conciliación. Fue un encuentro breve y no planificado, pero que se produjo al fin y al cabo, y que puede abrir nuevas perspectivas en el conflicto. "No es que hayamos acordado una fecha concreta de reunión, porque el encuentro con la concejal ha sido muy efímero, pero desde el cuerpo de policías nos daremos un tiempo de 10 o 15 días para que pueda producirse alguna toma de contacto", comentó el agente.

En el breve intercambio de impresiones con Pérez, Sirvent (que a las puertas del juzgado recibió el apoyo del diputado de la CUP en el Parlament, Benet Salellas) reiteró la postura de su formación, relativa a que si los policías no presentan la querella y optan por hablar en vez de por judicializar el conflicto, la organización anticapitalista está abierta al diálogo. A su vez, el propio portavoz sindical se refirió a la posible existencia de una solución que pudiera satisfacer a ambas partes. "Entre el blanco y el negro, puede haber un color gris que ampare la libertad de expresión de la concejal y que permita a la CUP vender su proyecto político, pero que a la vez vele por el honor de la policía municipal", indicó. Si bien aseguró que si "el proyecto de reunión con la CUP no llegara a buen puerto, si no fuera posible encontrar la delgada línea que separa la libertad de expresión del derecho al honor, desde la policía no tendríamos más remedio que acudir al auxilio de la justicia".

La postura de Ballart
Por su parte, el portavoz del Sindicato de Funcionarios y Policías aludió al papel que el alcalde Ballart ha desarrollado en el conflicto expuesto. Pérez recordó que "en un primer momento estábamos muy disgustados con la actitud que Ballart había tenido en el pleno de julio, puesto que ante las palabras de la concejal, el alcalde no salió en nuestra defensa". Eso sí, Pérez también expresó consideraciones favorables acerca del primer edil, al que agradeció "las palabras que ha tenido en los últimos días alabando la labor que desarrolla la policía, así como su profesionalidad". El representante sindical indicó que desde el cuerpo "no se vio como negativo" que el alcalde pidiera a los agentes que se hiciesen atrás en su idea de presentar la querella, en un intento por distender la situación.

Además, Pérez mostró su agradecimiento a policías locales de otros municipios catalanes, como Rubí, Sant Cugat, Matadepera, Palafrugell, Sant Celoni, Badalona o Alella, que les han hecho llegar su solidaridad a través de la recogida de hasta 450 firmas.

Unas muestras de apoyo que a su vez recibió Maria Sirvent a la entrada de los juzgados por parte de miembros de la CUP, pero también del portavoz de ERC en el pleno municipal, Isaac Albert, del concejal de Terrassa en Comú, Emiliano Martínez, así como de otros integrantes de EUiA, ICV, Procés Constituent, además de los sindicatos CGT y COS, junto con las entidades Alerta Solidària y SAT.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook