Se busca al autor material del tiroteo

25.01.2016 | 04:21
Agentes de los Mossos d´Esquadra a las puertas del edificio donde fue perpetrado el crimen.
Agentes de los Mossos d´Esquadra a las puertas del edificio donde fue perpetrado el crimen.

Mañana se cumplen veinte días del tiroteo, del asesinato de dos georgianos en un piso de Roc Blanc. Y la investigación de los Mossos d'Esquadra sigue abierta, por más que horas después del doble crimen fuesen detenidas tres personas, los tres supervivientes que supuestamente habían escapado de la matanza por una ventana de la vivienda. Uno de los tres detenidos, todos ellos también georgianos, ingresó en prisión preventiva, pero los indicios apuntan a que su participación en los hechos fue de presunta colaboración. O sea: al parecer, los mossos aún buscan al autor material de los disparos.

Montaron, sin éxito, un operativo para encontrar al pistolero minutos después de que un testigo alertase de los hechos, a eso de las seis de la tarde del 4 de enero; de que unos agentes derribasen la puerta de la vivienda, en la calle de Nápols, y hallasen allí dos cuerpos sin vida en medio de charcos de sangre. En breve localizaron en las inmediaciones del edificio a tres individuos, tres testigos directos que, según las primeras versiones, habían conseguido huir del tiroteo por una ventana de la vivienda, situada en un primera planta. Una vecina, en efecto, vio correr a tres sujetos. El asesino, a tenor de esas versiones ya publicadas, había subido al piso después de que desde dentro se le abriese la puerta.

Tras la exhaustiva inspección de la escena del crimen, el trío de testigos-supervivientes fue interrogado durante varias horass, y los investigadores apreciaron contradicciones en sus relatos. A las pocas horas, el martes 5 de enero, los tres estaban detenidos, y el viernes siguiente pasaron a disposición del juzgado de instrucción número 2 de Terrassa. Tras declarar ante el magistrado instructor, dos arrestados salieron en libertad provisional. El tercero, residente en el domicilio donde fue perpetrado el crimen, ingresó en prisión. A todos se les imputaron dos delitos de asesinato. Desde el principio los investigadores manejaron como más probable el móvil del ajuste de cuentas, motivación para el crimen que cobraría más contenido aún si el autor material de los disparos aún está en busca y captura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook