El acto de conciliación entre la policía y la CUP muestra posturas distanciadas

22.01.2016 | 17:13
Concentración ante los juzgados
Concentración ante los juzgados

Poco después de las diez de la mañana, los juzgados de Terrassa han acogido el acto de conciliación por la querella que quince agentes de la Policía Local han anunciado que interpondrán por "injurias y calumnias" contra la concejal de la CUP, Maria Sirvent. Como ya habían avanzado ambas partes, la cita judicial de hoy no ha servido sino para reafirmarse en mostrar dos posturas opuestas en el conflicto abierto entre la concejal y los quince demandantes.

La abogada de los agentes han pedido a Sirvent una rectificación de las declaraciones que la concejal efectuó en el pleno municipal de julio, cuando la representante de la CUP denunció que el Grupo de Intervención del cuerpo cumple "una clara función de represión política de grupo antidisturbios". La delegación de la CUP, formada por Sirvent y su abogada, Montse Vinyets, han declinado hacer una rectificación de las palabras expresadas por la concejal en el pleno, de modo que no han reconocido los términos de la querella.

A la salida del juzgado, Sirvent (que ha recibido el apoyo de representantes de TeC, ERC, EUiA, ICV i Procés Constituent, así como de los sindicatos CGT y COS, entre otros colectivos) ha defendido que "en una manifestación política expresada en el pleno no hay ningún acto ilícito".

En una rueda de prensa posterior, el Sindicato de Funcionarios y Policías, mayoritario en el cuerpo local de Terrassa, ha expresado su intención de presentar la querella en el caso de que Sirvent "no matize sus palabras", si bien ha explicado que "hay abierta una pequeña vía de diálogo" con la concejal tras un breve encuentro que Sirvent y el portavoz del sindicato policial, Cristian Pérez, han mantenido esta mañana en los mismos juzgados tras haberse celebrado el acto de conciliación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook