Intenta robar en el interior de un coche, se hiere en las manos y acaba detenido

20.01.2016 | 04:21

Lo vio un testigo dando golpes en el interior de un coche, y llamó a la Policía Municipal y la policía lo pilló allí dentro, con heridas que se había infligido en las manos al intentar sacar la radio. El tipo fue detenido por la perpetración de dos delitos: hurto y daños. El robo abortado por los agentes fue cometido el domingo en la calle del Vint-i-cinc de Setembre, a unos metros del CAP Terrassa Nord.

Eran las tres de la tarde cuando el testimonio avisó a la policía. Informó de un sospechoso que estaba dentro de una furgoneta, propinando golpes. Su acción suscitaba pocas dudas. Todo apuntaba a que nada tenía que ver con el vehículo; estaba tratando de robar algo.

Una dotación policial se dirigió a la zona y encontró al sospechoso en plena tarea delictiva; manipulaba la radio.

No había signos de forzamiento en las puertas del vehículo, por lo que se presume que el conductor se había dejado la furgoneta abierta, un descuido que el sujeto aprovechó para meterse en el automóvil. Los guardias hablaron con el sospechoso, y pronto vieron que presentaba heridas en las manos. Se las había ocasionado, según parece, al manipular algo dentro del coche para arrancarlo, acaso el equipo de música.

Una radio, gafas, un maletín
Los agentes lo cachearon, y en el registro localizaron la radio, unas gafas de sol y otros objetos sustraídos. Según fuentes policiales, en el asiento del conductor había preparado para su sustracción un maletín con una báscula electrónica y un equipo de soldadura. Veinte minutos después de la llamada del testigo a la policía, el sospechoso estaba detenido como presunto autor de un delito de hurto y de otro de daños. La policía local le decomisó una navaja, lo que también le acarreará la tramitación de una denuncia administrativa.

El arrestado, de 33 años, de origen magrebí, fue trasladado al hospital universitario Mútua Terrassa y el dueño de la furgoneta, que se presentó en la calle del Vint-i-cinc de Setembre tras ser avisado por la policía, reconoció como suyos los objetos que los guardias habían aprehendido al detenido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook