Las obras en la C-58 avanzan

20.01.2016 | 04:21

Las actuaciones para mejorar la seguridad de la C-58 y la C-55, las dos vías alternativas a la autopista C-16 para llegar hasta Manresa desde Terrassa, prosiguen a buen ritmo. En el caso de la carretera que pasa por Terrassa, la C-58, la previsión es que los trabajos acaben en primavera. Las obra comprende el tramo que va desde Viladecavalls a Castellbell i el Vilar, ya en la comarca del Bages.

Por ahora, los operarios han terminado de implantar la nueva señalización en la vía, y tienen lista al 80 por ciento la intervención destinada a mejorar el asfaltado. También han empezado ya a colocar en algunos tramos la barrera de hormigón que separará ambos sentidos de la marcha. En otras zonas, la división de la calzada se dará gracias a una barrera metálica. Todo para mejorar la seguridad en una carretera que registra una alta siniestralidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook