UNA QUERELLA POLÉMICA

Los funcionarios municipales se solidarizan con la policía municipal

18.01.2016 | 07:57
Maria Sirvent, la concejal de la CUP a la que quince agentes han interpuesto la querella.
Maria Sirvent, la concejal de la CUP a la que quince agentes han interpuesto la querella.

En un documento firmado el jueves pasado, la junta de personal de l'Ajuntament de Terrassa, formada por los delegados sindicales de Salt, UGT, CC OO y SFP muestra su apoyo al colectivo de la Policia Municipal "para que se defienda la honorabilidad y la integridad laboral y profesional" de este colectivo "ante las graves acusaciones vertidas en el pleno municipal de julio".

Asimismo reclama a los máximos representantes de la Corporación que "den apoyo y defiendan a los trabajadoresy las trabajadoras del Ayuntamiento". Los citados sindicatos, elegidos en las últimas elecciones sindicales, son los representantes de la práctica totalidad de la plantilla del Consistorio egarense. El alcalde tuvo conocimiento del acuerdo firmado por los representantes de los funcionarios municipales y manifestó que "es lógico que los trabajadores públicos, desde la solidaridad, puesdan apoyarse entre ellos y añadió que desde el equipo de gobierno "también se han hecho unas declaraciones muy claras en defensa de la buena labor que desarrolla la policía".

De hecho, las reacciones politicas y sociales por el "caso Sirvent" se han sucedido en las últimas horas.

Reacciones
La Favt, por ejemplo, ha pedido la disolución del GIP y que los agentes que han interpuesto la querella, la retiren "para favorecer la convivencia, la concordia y el bien común". Mientras, la agrupación local de Ciutadans expresaba ayer su respaldo a la policía municipal y aseguraba que, más allá de la postura favorable a disolver el GIP, la CUP buscaba "humillar a todo un colectivo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook