Rull anuncia que será un "corcó" para Renfe hasta que mejore el servicio de Rodalies

15.01.2016 | 11:29
Josep Rull recibiendo ayer del conseller saliente Santi Vila la cartera de Territori i Sostenibilitat.
Josep Rull recibiendo ayer del conseller saliente Santi Vila la cartera de Territori i Sostenibilitat.

El político egarense Josep Rull se estrenó ayer como conseller de Territori i Sostenibilitat y lo hizo con el anuncio de que no dará tregua "a Renfe y a Adif" en el empeño de garantizar un buen funcionamiento de la red ferroviaria de Rodalies y poner fin a los constantes problemas. "Lo primero que haré -dijo ayer-, será llamar al presidente de Renfe para tener una reunión. Seré una carcoma para el operador, para Renfe y para Adif, porque eso es lo que los ciudadanos nos exigen".

Rull prometió ayer el cargo junto al resto de integrantes del nuevo Govern de la Generalitat presidido por Carles Puigdemont. Lo hizo durante la toma de posesión del equipo de gobierno, en un acto solemne celebrado en el Palau de la Generalitat.

Junto al resto de consellers de CDC y ERC, con Oriol Junqueras como vicepresidente, Josep Rull prometió el cargo "de acuerdo con la ley", al "servicio de Cataluña" y con "lealtad" al presidente de la Generalitat de Cataluña".

El político no perdió un minuto ayer y a primera hora de la tarde ya despachaba con su equipo en la consellería de Territorim a la que llega con escasos recursos y numerosos retos pendientes. Poco antes, a las 13 horas, había recibido la cartera de manos del conseller saliente, Santi Vila, momento que aprovechó para adelantar cuales serán los pilares del departament durante esta corta legislatura.

"Medio ambiente, movilidad, transporte público y Rodalies", dijo Rull, "sin olvidar que somos un Govern de transición nacional".

En una breve comparecencia ante los medios de comunicación, el nuevo conseller de Territori i Sostenibilitat afirmó que "para nosotros, la base de todo es el medio ambiente, el concepto de sostenibilidad, de entender la calidad de vida de las generaciones presentes sin hipotecar la de las generaciones futuras". Es a partir de esta premisa que "cobran sentido el resto de ramas del Depatament".

En el ámbito de la Movilidad, el conseller Rull arranca mandato con una apretada agenda que pasará por la implantación de la T-Movilitat, "la segunda revolución en el ámbito del transporte público después de la integración tarifaria", y la entrada en servicio del ramal de la L-9 del Metro de Barcelona hasta el aeropuerto de El Prat.

Durante este año también está prevista la entrada en servicio de la prolongación de Ferrocarrils de la Generalitat en la vecina localidad de Sabadell.

Durante el acto de traspaso de carteras, Rull quiso valorar la labor de su predecesor en el cargo y elogió de forma explícita el acuerdo alcanzado por el conseller saliente, Santi Vila, con la ministra de Fomento, Ana Pastor, para desviar los vehículos pesados de la N-II en Girona hacia la autopista. la cita le sirvió para anunciar su intención de aplicar la misma fórmula en la N-340, en las Terres de l'Ebre.

En la toma de posesión en el Palau de la Generalitat, el presidente Carles Puigdemont hizo ayer clara alusión al proceso soberanista, solicitando a los miembros de su gabinete que en su actividad ordinaria mantengan "la exigencia con el encargo del pueblo", guarden el "respeto institucional" y se mantengan al "servicio de la democracia en Cataluña". "Lo haréis bien, -enfatizóó- seré testigo y os lo podré agradecer al final de este proyecto que hoy comienza".

En el mismo sentido se expresaba más tarde Josep Rull, en la conselleria y en redes sociales. En su cuenta su cuenta de Twitter dijo: "Quin honor servir el poble de Catalunya com a conseller al costat del #PresidentPuigdemont @KRLS. Fem-ho bé. Fem-ho possible".

A mediodía, en su primera comparecencia, Rull quiso recordar que forma parte de "un Govern de transición nacional" y, por lo tanto, "la última prioridad será tener preparadas las estructuras de estado para que el día siguiente a la desconexión, que debe ser avalada democráticamente, todas las infraestructuras en todos los ámbitos funcionen perfectamente".

Con Baiget, también egarense
Rull compartirá equipo en el Executiu con Jordi Baiget, el conseller de Empresa i Coneixement. Economista de 52 años, Baiget nació en Balaguer, desde donde se trasladó muy niño a Terrassa junto a su familia. Alumno de la Escola Pia, vivió en la ciudad hasta contraer matrimonio. Milita en CDC desde 1996 y ha sido uno de los más estrechos colaboradores de Artur Mas en la Generalitat, donde ha sido secretario del Govern desde 2012.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas